Todo lo que necesitas saber del arrancador de batería, el aliado indispensable para tu coche

9

Por lo general, la batería de un automóvil suele tener una duración que oscila entre los 3 y los 5 años. Estos dispositivos, indispensables para poder nutrir de corriente eléctrica a los coches, están diseñados para acompañar a los conductores durante un buen tiempo; pero también son propensos a sufrir un desgaste precipitado que traiga consigo situaciones bastante incómodas.

¿A quién no le ha sucedido alguna vez que se ha preparado para ir a trabajar, o incluso para irse de vacaciones, y ha visto que su coche no arrancaba? Este problema, mucho más habitual de lo que parece, casi siempre guarda relación con este componente eléctrico. Y existe una forma de ponerle remedio con rapidez y eficacia, utilizar un arrancador de bateria.

Pero, ¿qué es un arrancador de batería?

Los arrancadores de baterías de coche son unos aparatos que se conectan a las baterías a través de unas pinzas metálicas. Son muy fáciles de utilizar y, además, garantizan una recarga rápida y prácticamente instantánea. Su utilidad reside en que, gracias a ellos, no es necesario tener que contar con la batería de otro automóvil para dar ese pequeño aporte de energía eléctrica necesario para que la batería vuelva a funcionar como debería.

Generalmente, se les conoce también como arrancadores de batería portátiles, puesto que son pequeños y fáciles de llevar. Dan a los conductores una mayor autonomía en general, ya que evitan el tener que contactar con otras personas en caso de tener problemas con este componente eléctrico.

Para qué sirve

La utilidad del arrancador de batería ha quedado más que clara. Este aparato sirve para que puedas recargar la batería de cualquier automóvil de forma completamente independiente. Solo se deben conectar las pinzas en los bornes correspondientes y activarlo para que, en cuestión de segundos, dé la carga necesaria.

De esta forma, evita que las cosas se compliquen cuando, por ejemplo, tienes que ir a trabajar y tu coche no arranca por falta de batería. Es una solución muy eficiente, y lo que es mejor, no supone complicación alguna. Puedes llevarlo en el maletero del coche para que, cuando surja un problema de este tipo, solo tengas que sacarlo, colocarlo, utilizarlo y disfrutar de la nueva vida dada a la batería.

Como dato adicional, cabe resaltar que hay modelos que también sirven para cargar desde tablets hasta teléfonos móviles. A fin de cuentas, son baterías portátiles. Por tanto, con realizar unos pequeños ajustes, su versatilidad se dispara por completo. También hay que señalar que esto depende del modelo de arrancador, ya que los hay con diferentes amperajes y potencias.

Cómo se utiliza

Los pasos a seguir a la hora de utilizar un arrancador de baterías son muy claros. Vamos a explicarlos, punto por punto, a continuación:

  1. Mantén el arrancador apagado y conecta los cables a sus respectivas salidas. En algunos modelos, esto no es necesario, porque ya cuentan con los cables integrados.
  2. Ahora, asegurándote de que el vehículo también está totalmente apagado, conecta el arrancador a la batería. Para ello, asegúrate de que la pinza roja se engancha al borne positivo y la negra al negativo o, si lo prefieres, a cualquier zona estable del vehículo (lo mejor es engancharla al chasis). Comprueba que están bien agarradas y que no van a moverse de ninguna forma cuando arranques el coche, porque podría provocar un serio problema.
  3. Tras comprobar que las pinzas están bien agarradas, enciende el arrancador de baterías.
  4. Espera unos segundos, entre 5 y 15 aproximadamente, y procede a arrancar el coche como de costumbre. Si no arranca en un plazo de 5 segundos, detente; espera un corto periodo de tiempo y vuelve a intentarlo. Si insistes demasiado y de seguido, puedes terminar por romper el arrancador y deteriorar aún más la batería.
  5. Una vez arranque el coche, apaga el arrancador de batería.
  6. Después de apagarlo, tan solo debes desconectar las dos pinzas para poder recoger.
  7. Al terminar todo esto, y cuando ya tengas tiempo, aconsejamos que recargues el arrancador por si vuelves a necesitarlo en otra ocasión.

No necesitas más que esto para poder sacar partido de estos arrancadores. Aunque hay algo más que añadir, y es el asegurar que la batería sigue funcionando bien durante cierto tiempo. El deterioro de esta pieza puede ser bastante problemático, ya que puede llevar al desprendimiento de un ácido altamente corrosivo y peligroso para el automóvil.

¿Realmente es necesario tener un arrancador para baterías?

Habitualmente, lo mejor que se puede hacer en el caso de que una batería comience a fallar es cambiarla por una completamente nueva. Los especialistas en mecánica no aconsejan conectarla a otra porque se pueden producir desajustes de tensión que no hagan más que dañar a ambos vehículos. Eso no ocurre de igual modo con los arrancadores, aunque tampoco pueden ser la solución en todo momento.

Es necesario tener estos dispositivos porque son muy útiles cuando la batería falla mucho antes de lo que debería. En estas ocasiones, tener un arrancador es prácticamente una salvación, porque permite arreglar rápidamente la batería para que el coche vuelva a funcionar como de costumbre.

Por eso es tan necesario tener uno, porque no hace falta esperar a grúas, ni tener que pasar por talleres, ni tener que depender de nadie. Solo debes colocarlo y utilizarlo como hemos explicado. Eso sí, tampoco es bueno abusar de él, puesto que, cuando la batería se gasta por completo, debe cambiarse cuanto antes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here