Espejos Retrovisores: Qué son, Funcionamiento, Características Y Tipos

912

A todos y cada uno de nosotros nos encanta mirarnos en un espejo, ya sea para arreglarnos o por narcisismo, pero existen unos espejos los cuales nos ayudan en lo que a seguridad se trata y no son más que los espejos retrovisores , dichos espejos son de una gran utilidad en todo tipo de vehículos.

Pero nos hemos preguntado que son los espejos retrovisores ? como funcionan? y cuales son los tipos y características que existen? dado estas interrogantes en Mundo del Motor nos dimos la tarea de hace una investigación pensando en ti y de mantenerte siempre bien informado.

Que son los Espejos Retrovisores ?

Los  espejos retrovisores podemos definirlos como un tipo funcional de espejo que poseen los automóviles y otros vehículos, que están diseñados para permitirle al conductor ver el área que se encuentra detrás del vehículo a través de la ventana posterior.

Los espejos retrovisores a veces son confundidos con los espejos laterales, que son un tipo diferente de espejos que se ubican sobre los laterales izquierdo y derecho de muchos vehículos modernos. Si bien este tipo de espejos miran hacia atrás, su propósito es mostrarle al conductor el estado del tráfico a la derecha y a la izquierda del automóvil. Los espejos retrovisores internos y el espejo lateral del lado del conductor son específicamente requeridos por la legislación que no sean provistos de magnificación y por lo tanto son convexos.

Normalmente el conductor se encuentra ubicado tan cercano a estos espejos como para  que con un desplazamiento de su cabeza poder expandir en forma apropiada su campo de visión. En cambio el espejo lateral del lado del acompañante se encuentra ubicado lo suficientemente lejos como para que el campo visual sea fijo, por más que el conductor mueva su cabeza y por lo tanto un espejo convexo es deseable para expandir el campo visual.

En su configuración típica, los espejos retrovisores se encuentra fijado a la parte superior del parabrisas en un montaje universal que permite que pueda ser rotado. Algunos modelos de vehículos poseen los espejos retrovisores montado en la parte superior del tablero. Para ajustar la posición del espejo se recomienda sentarse en el asiento del conductor en la misma posición que se utiliza para conducir. La utilidad de los espejos puede verse disminuida en vehículos que poseen grandes spoilers o ventanas posteriores de dimensiones reducidas, obstrucciones en el asiento trasero o arrastran un remolque.

Los espejos retrovisores interiores están diseñados para desprenderse fácilmente durante un choque de manera de minimizar el daño a un ocupante del vehículo que fuera desplazado y golpeara contra el espejo.

Te invito a leer:  Tipos de Motores, 6 Clasificaciones Para Entenderlos Mejor

Bicicletas 

Algunas bicicletas poseen espejos retrovisores, aunque es más usual que las motocicletas tengan este tipo de dispositivos.

Tecnología en los Espejos Retrovisores ?

Los retrovisores han evolucionado mucho, al igual que muchos otros elementos de los vehículos. Hasta hace unos años, la mayoría de los vehículos ni siquiera contaban con uno en el lado derecho mientras que ahora es muy raro encontrar alguno sin él. Su implantación tuvo mucho que ver con la construcción masiva de autopistas y autovías, en las que se hizo necesario saber qué ocurría con los vehículos que se aproximaban por el lado derecho.

Pero muchas otras cosas han cambiado en los últimos años, como el proceso de regular los espejos. En principio, la única manera de hacerlo era moviendo directamente el cristal con los dedos. Esto resultaba bastante impreciso y tedioso, especialmente con el retrovisor derecho al que el conductor no podía llegar a no ser que se desplazara hasta el asiento del copiloto. Por si fuera poco, era fácil que se quedaran marcadas las huellas de los dedos.

Este último problema se solucionó, en parte, cuando se implementaron pequeñas palancas de plástico en el interior del vehículo que permitían regular el espejo sin tener que tocarlo directamente. En la actualidad, se suele colocar una pequeña palanca eléctrica o unos botones en el lado del conductor con el que se mueven los 2 espejos exteriores sin necesidad de moverse del asiento del conductor.

Los espejos retrovisores son uno de los elementos fundamentales del vehículo ya que sin ellos la conducción sería temeraria. Están presentes en todos los vehículos que circulan por las carreteras y su número y características están regulados por ley.

Sin embargo, existen muchos tipos de retrovisores y la tecnología presente en ellos ha cambiado bastante en los últimos años. Siguen sirviendo para lo mismo que hace 50 años: para ver lo que está detrás del vehículo y no chocar contra ello, pero ahora lo hacen de manera más eficiente y segura que entonces.

Espejos Retrovisores Obligatorios ?

Todos los vehículos están obligados a disponer de 2 retrovisores, aunque la mayoría de los coches tienen 3. Es obligatorio contar con el exterior izquierdo (el del lado del conductor) y con el central en el interior. No obstante, la inmensa mayoría de los coches cuentan con un retrovisor exterior en la parte derecha. El exterior derecho es obligatorio en caso de que el central interior no pueda ser utilizado.

Los espejos deben cumplir con unos requisitos mínimos para ser homologados

Los espejos deben cumplir una serie de características mínimas para ser homologados. El exterior izquierdo debe permitir la visión hasta una distancia de 10 metros por detrás y una anchura máxima de 2,5 metros. El derecho, por su parte, debe permitir la visión de hasta 20 metros por detrás del vehículo y una anchura de 4 metros.

También podrías leer: Fallas En Pistones De Motor, Qué Las Causa Y Cómo Corregirlas.

Regular los Espejos Retrovisores 

Colocar los espejos en la posición correcta es fundamental para que el conductor vea adecuadamente a los vehículos que circulan tras él y evite colisiones. Deben estar situados de manera que al conductor le baste con mover los ojos para ver, sin tener que girar la cabeza.

Regular adecuadamente los retrovisores es una de las primeras acciones que deben realizarse al sentarse en el asiento y antes de emprender la marcha. Si es posible deben ajustarse con el coche aparcado en un terreno llano y con la visión trasera despejada.

Espejos Retrovisores Calefactables 

El frío y la lluvia también solían jugar malas pasadas en los retrovisores. Estas condiciones climatológicas adversas pueden provocar que se cubran de gotas o se empañen, dificultando la visión a través de ellos. Los espejos eléctricos calefactables son ya bastante habituales en los coches nuevos y evitan estos problemas mediante una resistencia eléctrica que los calienta.

Cómo funcionan los espejos Retrovisores de Oscurecimiento Automático 

Los espejos retrovisores son fundamentales para conducir con seguridad pues nos permiten ver hacia atrás desde diferentes ángulos, y controlar el entorno lateral de nuestro coche. No es cuestión de repetir lo que ya seguramente habrás escuchado en otras ocasiones, como por ejemplo cuántos espejos debe tener nuestro vehículo y cómo regularlos, o que es posible que en el futuro puedan ser sustituidos por cámaras de vídeo y pantallas a color.

Los espejos tradicionales son ni más ni menos que un vidrio que tiene un recubrimiento opaco reflexivo en una de las caras, normalmente con plata o aluminio, o sea, como cualquier otro espejo. Como se sabe científicamente que un espejo refleja la luz, y precisamente por eso puede haber momentos mientras conducimos en los que un espejo resulte molesto: cuando conducimos de noche y la luz de los faros de un vehículo que circula por detrás se reflejan en él y nos deslumbran.

La primera solución propuesta por la industria del automóvil para evitar el deslumbramiento fue el espejo retrovisor interior de doble posición, que podríamos llamar antideslumbrante. Estos espejos retrovisores no tenía mucho misterio: seguía siendo un espejo tradicional de vidrio pero su soporte incluía un pequeño mecanismo que cambiaba su posición, o exactamente que cambiaba el ángulo del espejo, y así cambiaba también la dirección de los rayos de luz que el espejo reflejaría.

El mecanismo se acciona con una pequeña palanca en la parte inferior que manejamos con la mano, eligiendo entre dos posiciones, la que podemos llamar “normal”, y la que podemos llamar “noche”. Este tipo de espejo tiene como inconveniente que requiere de la intervención del propio conductor, además de que la visibilidad en el modo noche se resiente.

Quizás te interese:  Que Es El Control De Tracción Del Vehículo, Tipos, Función Importancia

 Espejos Electrocrómicos 

La evolución electrónica de la ciencia como matriz de los inventos que conocemos hoy en día, nos ha permitido tener los más modernos espejos retrovisores de oscurecimiento automático o con función antideslumbramiento automática, o si lo preferimos, electrocrómicos. Este tipo de espejos retrovisores pueden emplearse tanto en el espejo retrovisor interior central, como en los espejos retrovisores exteriores izquierdo y derecho. Todavía no vienen de serie en todos los coches y modelos, pues son algo más caros.

A simple vista no vamos a notar nada extraño ni diferente a cualquier otro espejo, aunque si nos fijamos un poco veremos ciertos detalles diferenciadores. Estos espejos retrovisores interiores ya no lleva la palanca inferior, incluye una especie de pilotos (uno de ellos lo es en toda regla y suele estar encendido con una luz verde), según el caso también lleva un pequeño botón pulsador de encendido y apagado, y suele ser algo más grueso.

El principio básico y fundamental de funcionamiento de este tipo de espejos retrovisores es básico: en lugar de un espejo de vidrio convencional de una capa, se utiliza un vidrio electrocrómico multicapa que pierde transparencia y se oscurece al aplicarse cierta corriente eléctrica (de ahí su nombre).

Por cierto, no hay que confundir el fenómeno electrocromático con el fotocromático (que sería el de esos cristales de gafas que se oscuren cuando hay mucha luz, sin ningún tipo de sistema eléctrico). Y tampoco hay que confundir un espejo electrocrómico con un espejo retrovisor exterior de accionamiento eléctrico.

Un espejo retrovisor electrocrómico tiene cables para recibir la corriente eléctrica, un pequeño microprocesador integrado y dos sensores de luz. Hay un sensor de luz en la parte trasera el espejo, mirando hacia el parabrisas, que capta la luminosidad ambiente, para saber si es de día o de noche, o siendo de noche para saber si hay mucha luz o estamos a oscuras, y un sensor de luz en la parte delantera, normalmente en la parte inferior, más o menos disimulado con forma de piloto como os comentaba antes, que capta la luz que pueda llegar desde detrás de nuestro coche.

El espejo es multicapa: la exterior, la que tocamos, es la de vidrio, detrás hay una capa conductora de la electricidad y detrás de esta hay tres capas más en las que tiene lugar una reacción electroquímica, una de las capas es de material electrocrómico, normalmente un viológeno que se colorea más rápido, otra capa es de material capaz de almacenar iones, es el contraelectrodo, y otra capa es de material conductor de iones, que a veces es una disolución electrolítica. Detrás de todas ellas está la capa de metal reflexiva.

Los espejos retrovisores electrocrómicos más habituales se colorean y oscurecen en tono azul oscuro. Cuando incide la luz de los faros de un coche que circula detrás nuestro sobre el sensor de luz, el microprocesador identifica la intensidad de la luz, y aplica cierta corriente eléctrica. El oscurecimiento es variable, si hay más luz, se aplica más corriente y se oscurece más. Así se evita el deslumbramiento.

Un espejo retrovisor de oscurecimiento automático puede tardar unos seis segundos en oscurecerse. Para aclararse se aplica la misma corriente pero inversa, puede tardar unos diez segundos en aclararse. La tensión de funcionamiento de estos espejos es muy baja, parecida a la de una pila, entre uno y tres Voltios, y su consumo de energía es bajísimo. 

La ventaja de estos espejos retrovisores es que son más cómodos para el conductor, ya que no tiene que accionar nada, y que su oscurecimiento se actualiza de manera constante según las circunstancias, con diferentes niveles de oscurecimiento según sea de intensa la luz.

Ángulo muerto o ciego: problema de los Espejos Retrovisores 

El ángulo muerto es el gran problema de los retrovisores. Se denomina así a una zona que se sitúa inmediatamente detrás del coche y que los espejos, por el ángulo del cristal, no muestran al conductor.

Este vacío puede provocar graves accidentes de circulación. El más típico se produce cuando el conductor va a realizar un adelantamiento y se desplaza al carril que tiene a la izquierda creyendo que está libre. Al hacerlo colisiona con otro vehículo, que a su vez le adelantaba a él, al que no había visto ya que estaba en el ángulo muerto de su espejo retrovisor.

Te puede Interesar: Caja De Transferencia: Qué es, Funciones, Partes Y Utilidades Básicas!

Espejos Curvados 

Para evitar estos problemas, los retrovisores han ido incorporando algunos adelantos en los últimos años que tratan de disminuir la peligrosidad de este efecto. El espejos curvados es una de las soluciones que más se ha utilizado, al menos en Europa, ya que en Estados Unidos está prohibido. Puede hacer que el ángulo muerto desaparezca, pero a cambio provoca distorsiones en la forma de los objetos y la distancia a la que éstos parece que se encuentran. Ésta es la razón por la que en muchos retrovisores aparece escrita la leyenda “Objects in mirror are closer than they appear” (los objetos en el retrovisor están más cerca de lo que aparentan). 

Otra manera de evitar el efecto de ángulo ciego es colocar un segundo espejo con un ángulo diferente que apunte a este punto en concreto. Ésta es la opción por la que se suelen decantar autobuses y camiones que, por su tamaño, tienen todavía más problemas con este efecto.

Sistemas de detección y aviso de ángulo muerto 

Sin embargo, en los últimos años han aparecido otros sistemas de seguridad más avanzados para contrarrestar los peligros de este efecto. Son los sistemas de detección y aviso de ángulo muerto, que es fácil encontrar en vehículos de alta gama. Son capaces de percibir si hay un vehículo en el espacio ciego del espejo y avisar al conductor de su presencia. Algunos funcionan sólo cuando se activa el intermitente para efectuar una maniobra de adelantamiento o giro que pondría en peligro a los ocupantes del vehículo.

Los Espejos Retrovisores y el Seguro del Vehículo

Los retrovisores son un elemento de seguridad básico sin el que no se puede circular. Por eso, llevarlos deteriorados o circular sin contar con ellos puede invalidar algunas de las pólizas de seguros que se hayan contratado.

Conducir sin retrovisores o llevarlos deteriorados puede invalidar la póliza de seguro contratada

Además, con los últimos adelantos que incorporan, el precio de un retrovisor puede dispararse. Como son uno de los elementos del vehículo que más fácilmente resultan dañados conviene asegurarse de que su reparación o sustitución, en caso de siniestro, está contemplada en la póliza de seguros, especialmente si el coche está protegido a Todo Riesgo .

Para finalizar te aconsejamos que..

La utilización de los espejos retrovisores resulta fundamental para obtener una visión del entorno rápida y eficaz y, de esta forma, poder realizar las maniobras, cambios de sentido o adelantamientos con un mayor nivel de seguridad.

  • Los espejos retrovisores son fundamentales para la seguridad del vehículo.
  • Su número y características están regulados por ley.
  • En los últimos años han incorporado adelantos tecnológicos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here