Las 5 Fallas Mas Comunes del Servofreno y Como Repararlo.

146

Este sencillo artículo explica brevemente cómo funciona el reforzador de vacío con freno de potencia convencional, que se encuentra en la mayoría de los vehículos con motor de gasolina, y se conoce comúnmente como servofreno. Luego, te explicaremos las Fallas Comunes del Servofreno y una serie de pruebas sencillas que puedes aplicar en tu hogar en unos minutos para ahorrar tiempo y dinero en reparaciones.

Primero, veamos brevemente cómo funciona un reforzador de frenos común para ayudarte a comprender las pruebas simples que necesitas hacer.

¿Qué es un Servofreno?

Al presionar el pedal del freno, no tienes que aplicar demasiada presión para reducir la velocidad del vehículo. Esto se debe al servofreno que amplifica la presión que se aplica y ayuda a detener el vehículo de manera conveniente.

La tarea principal del reforzador de frenos es reducir el esfuerzo del conductor al aplicar los frenos. El reforzador de freno que se coloca entre el pedal del freno y el cilindro maestro utiliza un vacío para superar la presión del fluido en el conjunto del freno.

Los reforzadores de frenos también se denominan “servofrenos” y no solo aumentan la seguridad del automóvil, sino que también ayudan a mejorar el rendimiento. Como cualquier otro componente en el automóvil, el reforzador de freno puede dañarse después de un tiempo, lo que puede crear un obstáculo al detener el vehículo.

Fallas Comunes del Servofreno
Servofreno o reforzador de freno

Funcionamiento del servofreno.

Básicamente, el servofreno de tu automóvil ayuda a multiplicar la presión que aplicas al pedal del freno al reducir la velocidad o detener el vehículo. Puedes encontrar el servofreno (un recipiente grande) montado en el lado del conductor del firewall o cortafuego dentro del compartimiento del motor.

El Booster tiene una configuración sencilla. Un diafragma flexible divide el impulsor en una cámara delantera (lado del motor) y en la trasera (lado del conductor), lo que proporciona un cierre hermético entre los dos. En el exterior, una manguera gruesa conecta la cámara frontal del amplificador al colector de admisión como fuente de vacío. Una barra de empuje, también conocida como pistón de potencia, recorre el centro del impulsor. En un extremo, la varilla se conecta al pedal del freno y al cilindro maestro del freno en el otro.

El cilindro maestro del freno se acopla a la parte delantera y central del servofreno. En un reforzador convencional, en el centro de la varilla de empuje, encontrarás una válvula normalmente abierta que permite que el vacío ingrese a la cámara trasera. Además, la parte trasera de la varilla de empuje funciona como una válvula normalmente cerrada para mantener la presión atmosférica fuera de la cámara trasera hasta que pise el pedal del freno. Por lo tanto, cuando el pedal del freno está en reposo, tanto la cámara delantera como la trasera tienen vacío.

Cuando pisas el pedal del freno para reducir la velocidad o detener el vehículo, también presionas la válvula trasera y las válvulas centrales. Así que la válvula trasera se abre, permitiendo que la presión atmosférica ingrese a la cámara trasera. Al mismo tiempo, la válvula central cierra la válvula del diafragma, bloqueando el vacío para entrar en la parte trasera de la cámara. Luego, la presión atmosférica y el vacío le ayudan a empujar la varilla contra el cilindro maestro, que utiliza un sistema hidráulico para aplicar los frenos sin mucho esfuerzo de tu parte.

Funcionamiento de servofreno

Ahora que sabes cómo funciona el reforzador de frenos en tu automóvil, puedes utilizar este conocimiento para solucionar problemas del dispositivo mediante una serie de pruebas sencillas, sin y con herramientas.

Fallas en el servofreno.

Aquí hay cinco signos comunes de que el servofreno puede estar fallando.

1.- Dificultad para empujar el pedal de freno.

El síntoma más común e inicial que notarás es que el pedal del freno se vuelve difícil de empujar. Además, a veces el pedal del freno ni siquiera puede volver a su ubicación original y puede permanecer pegado al piso. Si notas tal cosa, significa que hay algo mal con el reforzador de freno. Dado que no es seguro conducir con frenos fallidos, te recomendamos que reemplaces el reforzador de frenos lo antes posible.

2.- Los pedales de freno son más altos de lo habitual.

Además, el pedal del freno es más rígido que el promedio, si notas que es un poco más alto de lo normal, significa que hay algún problema con el servofreno. Una situación como esta puede ser peligrosa y debe solucionarse de inmediato para evitar un accidente.

3.- El coche tarda más en detenerse.

Con un reforzador de freno defectuoso, el pedal no recibe la potencia suficiente para detener el automóvil inmediatamente. Por lo tanto, cuando el reforzador de frenos comienza a funcionar mal, el auto tardará más en detenerse. En condiciones de clima resbaladizo, esto puede resultar peligroso, por eso recomendamos que lleves tu automóvil a un mecánico profesional y has revisar el sistema de frenos.

4.- Parada del motor.

Un impulsor de freno defectuoso extrae vacío adicional del motor. Esto sucede cuando el diafragma ubicado en el reforzador de freno funciona mal y permite que el aire pase a través del sello. Como resultado, cada vez que pises el pedal del freno, el motor se parará un poco. Este problema puede incluso dañar el motor y llevar a una reparación más costosa.

5.- Silbido escuchado bajo el tablero.

Un servofreno dañado a veces produce un silbido que puede escucharse desde debajo del tablero. El ruido se genera debido a que el vacío se escapa y esta pérdida de vacío también puede causar problemas de rendimiento.

Sin embargo, antes de que condenes al servofreno, debes confirmar que el dispositivo ha fallado. Las pruebas aquí presentadas vienen separadas para un diagnóstico más fácil. Para la mayoría de las pruebas, no necesitarás ninguna herramienta para saber que el servofreno ha fallado. Pero, si aún necesitas confirmación adicional, también encontrarás una serie de pruebas que utilizan un simple medidor de vacío y una bomba de vacío de mano para confirmar sus hallazgos.

Antes de revisar el servofreno, es una buena idea inspeccionar la manguera de vacío, los accesorios y la válvula de retención de vacío. Aquí es donde ocurren la mayoría de las fallas que afectan la operación del Booster.

Diagnóstico de falla en el sistema externo del servofreno.

  • Primero, aplica el freno de emergencia y abre el capó.
  • Localiza el reforzador de freno montado en el lado del conductor del firewall dentro del compartimiento del motor.
  • Inspecciona visualmente la manguera que conecta el servofreno al colector de admisión.
  • Busca puntos endurecidos, grietas, áreas hinchadas o colapsadas, agujeros u otros tipos de daños. Además, asegúrate de que la manguera esté correctamente conectada. Reemplaza la manguera si es necesario.
  • Luego, revisa la válvula unidireccional que conecta la manguera de vacío al reforzador de frenos para detectar grietas, holguras o daños. La válvula debe permitir el flujo desde el reforzador del freno al colector de admisión para crear vacío.

La válvula debe permitir el flujo desde el reforzador del freno al colector de admisión para crear un vacío. Así que desconecta la manguera en el colector de admisión y sopla a través de la manguera. Si el aire pasa, reemplaza la válvula de retención.

  • Verifica la acumulación del puerto del distribuidor, donde la manguera se conecta al distribuidor. Ahora comprueba si hay signos de fugas de líquido de frenos entre el reforzador de freno y el cilindro maestro de freno. Si ves un área húmeda u oscura que va desde el centro hasta el fondo del servofreno, lo más probable es que tenga una fuga de líquido de frenos y que haya fluido en la cámara del reforzador de frenos.

Lleva tu auto al taller para una inspección, si es necesario. Es posible que debas reemplazar el cilindro maestro del freno y posiblemente el reforzador del freno.

  • Arranca el motor y déjalo al ralentí.
  • Rocía agua jabonosa a lo largo de la manguera de vacío, la válvula de retención de vacío y la conexión del colector de admisión. Si ves que se succionan burbujas y agua en cualquier lugar, has encontrado una fuga de vacío. Reemplaza la manguera, la conexión o la válvula de retención de refuerzo según sea necesario.
  • Apaga el motor.
Ubicación del servofreno
Ubicación del servofreno

Diagnóstico de falla en el servofreno.

Si la manguera de vacío y los accesorios del Booster están en buen estado, es hora de pasar al reforzador de freno. Una forma común y sencilla de probar el servofreno es usar el pedal del freno.

  • Siéntate detrás del volante, coloca la transmisión en posición de estacionamiento (automática) o neutral (manual), pon el freno de estacionamiento y arranca el motor. Déjalo inactivo durante dos minutos y luego apágalo.
  • Bombea el pedal del freno a la presión normal del pie cuatro veces y mantén el pie sobre el pedal presionando ligeramente sobre el mismo.
  • Enciende el motor. Al arrancar el motor, debes sentir que el pedal del freno se mueve ligeramente hacia abajo, aproximadamente 25 milímetros o menos. De lo contrario, no tiene suficiente vacío en el reforzador de frenos.
  • Con el motor aún al ralentí, retira el pie del pedal del freno y apaga el motor.
  • Pisa el pedal del freno (usando la presión normal del pie) cuatro veces. Si notas que el pedal sube después de la segunda o la tercera vez que lo presionas, es probable que el impulsor mantenga el vacío. De lo contrario, una fuga de vacío está afectando el rendimiento del servofreno.
  • Arranca el motor y déjalo al ralentí.
  • Ahora, presiona el pedal del freno y apaga el motor, pero mantén presionado el pedal durante unos 30 segundos después de apagar el motor.

El pedal debe mantener su posición. Si no, hay una fuga en el reforzador del freno, la válvula, la manguera de vacío o el colector de admisión. Verifica la manguera de vacío, la válvula de retención de refuerzo, el vacío del motor y el reforzador de freno.

Si sientes que el pedal del freno es demasiado fuerte mientras conduces y que la manguera de vacío y la válvula de retención de vacío funcionan bien, lo más probable es que debas reemplazar el servofreno.

Diagnóstico de falla de motor cuando presiono el pedal de freno.

Una fuga interna del servofreno puede manifestarse a través de un fallo del motor. Si una válvula interna o el diafragma han fallado, puede causar una relación de aire / combustible desbalanceada y un fallo de encendido al pisar el pedal del freno, generalmente en ralentí.

Si sabes que la manguera de vacío, la válvula de retención y el accesorio del colector de admisión están en buenas condiciones, utiliza esta sencilla prueba para verificar si el fallo de encendido proviene del reforzador de freno.

  • Arranca el motor y déjalo al ralentí.
  • Aplica el freno de estacionamiento.
  • Cubre una porción de la manguera con un trapo.
  • Pídele a un asistente que presione el pedal del freno.
  • Sujeta la manguera con un par de pinzas usando el trapo como protector para evitar dañar la manguera.

Si el motor se apaga y el fallo de encendido se detiene, el reforzador del freno está causando el fallo de encendido y debe ser reemplazado.

Diagnóstico con un medidor de vacío.

Tu servofreno puede estar haciendo el trabajo. Aun así, es posible que hayas notado a través de las pruebas o de la conducción diaria que hay algo que no está bien con eso. Y puede que tengas razón.

Si el servofreno apenas pasó las pruebas anteriores, o no lo hizo, verifica que esté recibiendo la cantidad correcta de vacío. Para esta prueba, necesitará un medidor de vacío.

  • Desconecta la manguera de vacío del Booster y vuelve a conectarla con una unión en T para que también puedas conectar un manómetro de vacío.
  • Enciende el motor.
  • El medidor debe leer entre 16 y 21 HG (pulgadas de mercurio). Si obtiene menos de 16 HG, comprueba si hay una fuga de vacío en la manguera, el colector de admisión, su motor, o una posible restricción para aspirar en la manguera de vacío, en el puerto del colector de admisión o en el sistema de escape (convertidor catalítico).

Si tus pruebas anteriores apuntan a un servofreno dañado pero aún necesitas confirmar el diagnóstico, usa una bomba de vacío de mano. Estas pruebas son simples y solo toman unos minutos.

  • Deja el motor a ralentí durante unos 20 minutos para que alcance la temperatura de funcionamiento.
  • Apaga el motor y desenchufa la manguera de vacío de la válvula de retención de vacío en el reforzador de freno.
  • Conecta la bomba de vacío a la válvula de retención usando una de las mangueras que vienen con la herramienta.
  • Luego, aplica 20 HG de vacío al reforzador de frenos.
  • Espera 5 minutos. El reforzador debe mantener el vacío sin fugas, de lo contrario, sustitúyelo.
  • Ahora, sin desconectar la bomba, pisa el pedal del freno una vez. Deberías ver una caída de vacío de aproximadamente 5 a 10 HG. Si el vacío del Booster permanece a 20 HG o cae a cero, reemplaza el Booster de freno.
  • Aplica vacío al servofreno con la bomba para devolverlo a 20 HG.
  • Presiona el pedal del freno y mantenlo presionado durante 30 segundos. Deberías ver caer un poco el vacío de refuerzo y luego mantenerse firme durante el resto de los 30 segundos. Si el vacío cae considerablemente, reemplaza el servofreno.

Cómo reemplazar un servofreno.

Reemplazar un servofreno puede ser un reto, ya que requiere varios pasos y las herramientas adecuadas para hacerlo.

Materiales y herramientas necesarios.

  • Alicates.
  • Guantes protectores.
  • Trinquete, zócalos y extensión.
  • Servofreno nuevo.
  • Lentes de seguridad.
  • Destornillador.

Retirar el servofreno defectuoso.

  • Localiza el reforzador de freno. Este se encuentra en el cortafuego del lado del conductor.
  • Retira el cilindro maestro del reforzador de freno. Retire los sujetadores del cilindro maestro con un trinquete o una llave. Luego retira el cilindro maestro del impulsor. Por lo general, las líneas del freno son lo suficientemente largas para que esto pueda hacerse sin desconectarlas.
  • Desconecta la línea de suministro de vacío de refuerzo. Retira la abrazadera de la manguera apretándola con un par de alicates y deslizándola fuera del reforzador. Luego, retira suavemente la manguera tirando de ella hacia afuera del impulsor.
  • Desconecta la barra de empuje del pedal del freno. Con un destornillador pequeño, retira el clip de retención de la barra de empuje de refuerzo. Luego retira la varilla de empuje del pedal del freno.
  • Retira los sujetadores del reforzador de freno. Retira los sujetadores que sujetan el reforzador al mamparo. Estos se encuentran típicamente debajo del tablero de instrumentos. La mejor manera de llegar a ellos es utilizando un trinquete con una extensión.
  • Retira el servofreno. Aleja el amplificador del cortafuego y extráelo del vehículo.

Instalar el nuevo servofreno.

  • Coloca la nueva unidad del refuerzo de frenos. Colócalo en el mismo lugar del que se retiró el anterior.
  • Reinstala los sujetadores. Vuelve a instalar los sujetadores del reforzador de frenos y apriétalos con un trinquete y una extensión.
  • Vuelve a conectar la varilla de empuje al pedal del freno. Vuelve a instalar la varilla de empuje en el pedal del freno y vuelve a colocar el clip.
  • Conecta la manguera de vacío de refuerzo. Deslice la manguera de vacío de nuevo en el reforzador. Luego, vuelva a instalar la abrazadera de manguera apretándola con un par de alicates y deslizándola sobre el reforzador.
  • Reinstala el cilindro maestro. Vuelve a instalar el cilindro maestro y aprieta los pernos de montaje con un trinquete o una llave.

Reemplazar un servofreno puede ser difícil. Si esto parece algo que prefieres dejar en manos de profesionales, llévalo al taller de tu confianza. Lo importante es que cuando te hagan el trabajo, estés lo suficientemente informado, al haber leído este post.

Para Cerrar.

Los procedimientos de solución de problemas descritos aquí se aplican al reforzador de freno de vacío común, pero las configuraciones pueden diferir en algunos aspectos. Si aún sientes que las pruebas no son concluyentes o que tu servofreno viene con una configuración diferente, consulta el manual de reparación para la marca y modelo de tu vehículo en particular. El manual te mostrará qué pruebas adicionales debes aplicar al servofreno en particular.

También debes tener en cuenta la importancia para tu seguridad que representan unos buenos frenos en tu coche. Revisa tus frenos cada cierto tiempo. Esperamos haberte ayudado con toda esta información, y puedas realizar un diagnóstico y reparación de tu coche lo más informado posible, sea haciéndolo tú mismo o con un mecánico especializado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here