3 Fallas Comunes Del Embrague. Diagnóstico y Reparación.

148

Conocer las fallas comunes del embrague, es parte de lo que debe saber cualquier mecánico que considere serio su trabajo. Pero para la mayoría de usuarios de coches, diagnosticar el embrague y el ruido de la transmisión manual puede ser una tarea difícil. No hay forma de conectar una herramienta de escaneo o mirar dentro mientras el embrague está bajo carga. El diagnóstico del embrague requiere lógica y comprensión de cómo interactúan las partes.

Las partes más problemáticas de un embrague no son los componentes de fricción, son los componentes que enganchan, desenganchan y alinean el disco con la cubierta y el volante. Estos componentes son críticos para un trabajo de reemplazo de embrague. Los síntomas de embrague defectuoso vienen en diferentes formas, desde sonidos extraños hasta un rendimiento deficiente y problemas mecánicos. La fuente de cualquiera de estos síntomas puede ser difícil de reconocer. Veamos este post de las fallas comunes del embrague, como diagnosticarlas y su posible reparación.

Embrague de coche
Embrague de coche

Que es el Embrague y cómo funciona.

Un embrague se refiere a un dispositivo mecánico que es responsable de activar y desactivar la transmisión de energía de la conducción al eje impulsado. El embrague es esencial y se encuentra esencialmente en vehículos con transmisión manual.

El componente de trabajo más duro en cualquier vehículo con transmisión manual es el embrague. Cada arranque, cada parada y cada cambio de marcha significan que el embrague está enganchado y desactivado. La fricción que se crea entre el disco del embrague, la placa de presión y el volante cuando el embrague se engancha genera calor y desgaste, y cuanto más el conductor “monta” el pedal del embrague o lo deja deslizarse excesivamente, más se calienta el disco del embrague y más rápido se desgasta.

Cualquier cosa que aumente la carga en el embrague también acelera el desgaste. Esto incluye cosas como remolcar algo pesado, transportar cargas pesadas, o hacer girar los neumáticos en un auto de alto rendimiento. Las funciones de rendimiento del motor que aumentan la potencia también aumentan las demandas del embrague.

Todos los embragues están clasificados para manejar una cierta cantidad de torque. La potencia nominal del embrague depende de la aplicación, la potencia de salida del motor y el tipo de conducción o uso que experimentará el embrague. Los vehículos más grandes y pesados, así como los vehículos de alto rendimiento, suelen tener embragues más fuertes o de mayor capacidad.

El disco de embrague y la placa de presión pueden tener un diámetro mayor para distribuir la carga en un área de superficie más grande. Las pastas en el disco de embrague pueden aguantar una temperatura más alta, un material de fricción más resistente al desgaste. El resorte del diafragma o los resortes helicoidales en la placa de presión pueden ser más rígidos, por lo que el embrague puede soportar cargas más pesadas sin deslizarse.

Partes del embrague.

El conjunto de embrague contiene varios componentes que se desgastan con el uso y otros que requieren un mantenimiento regular, así que tarde o temprano puede empezar a darte problemas. Dependiendo de su modelo, los componentes básicos pueden incluir los siguientes:

  • El disco de embrague.
  • El mecanismo de desbloqueo (mecánico o hidráulico).
  • Guaya.
  • Placa de presión.
  • Volante.
  • Rodamiento piloto.
  • Rodamiento de liberación.
  • Horquilla de embrague.
Fallas Comunes Del Embrague
Kit de embrague

Un embrague puede durar entre 80.000 y 150.000 kilómetros (dependiendo de la marca y el modelo), pero la vida útil del embrague se ve afectada en gran medida por la conducción en la ciudad con paradas, marcha frecuente de cargas pesadas y “montar el embrague” (apoyar el pie sobre el pedal del embrague mientras se mueve por la carretera).

Y cuando el embrague falla, puede ser difícil encontrar la causa. Pero, por lo general, prestar atención a las señales de advertencia como los ruidos, el comportamiento del pedal del embrague y el rendimiento del embrague le ayudará a localizar la fuente más probable.

Señales cuando el embrague está dañado.

Los problemas con el embrague en sí o con sus partes relacionadas pueden causar muchos síntomas. El auto puede funcionar mal, puede arrancar lentamente aunque el motor esté acelerado. O puede ser difícil poner el auto en reversa o en marcha.

Los ruidos pueden indicar un problema. El pedal de embrague puede hacer ruido, o la transmisión puede hacer ruido cuando el automóvil está en punto muerto. Es posible que escuches un chirrido o un gruñido cuando pises el pedal o se escuchen ruidos cuando muevas las marchas.

Fallas Comunes Del Embrague.

El pedal puede darte una pista, puede vibrar, latir, ser rígido y difícil de empujar, caer al suelo y permanecer allí, o sentirse vagamente conectado o “esponjoso”. A continuación, analizamos todos estos síntomas y pruebas que puedes realizar tú mismo para diagnosticarlos.

1. Mi coche arranca lentamente, aunque el motor funcione normal.

Esto se conoce como deslizamiento del embrague. A medida que sueltas el pedal del embrague y aceleras, el vehículo se mueve lentamente mientras el motor gira, generalmente en marcha alta.

El deslizamiento es común cuando un disco de embrague está desgastado. Con el material de fricción casi desgastado, el disco de embrague tiene menos superficie para agarrar el volante y la placa de presión, lo que dificulta que el motor transfiera la potencia de rotación a la transmisión. Otro síntoma que notarás es que el embrague se suelta antes, sin mucha presión sobre el pedal del embrague.

2. Es difícil entrar en reversa.

Los problemas con el embrague también pueden evitar que entre o salga la marcha atrás o la tercera velocidad. Un engranaje atascado puede indicar problemas con el ajuste de la articulación, un mal funcionamiento de la articulación o una placa de embrague deformada o dañada.

3. No puedo realizar el cambio de velocidad.

En un sistema hidráulico, el hecho de no ponerse en marcha puede indicar problemas con el cilindro maestro o esclavo o con ambos. Por lo general, esto se acompaña de un cambio en la forma en que se siente el pedal del embrague: esponjoso, suelto o que no se engancha como antes.

En un sistema mecánico, es posible que tengas problemas con el disco de embrague o la placa de presión, la palanca de liberación, el cojinete de liberación, el conjunto de la palanca de cambios o la guaya de control.

Causas de fallas de embrague.

  • Acoplamiento del embrague deficiente.
  • Guaya del embrague dañada.
  • Varillaje del embrague doblado, desalineado o dañado.
  • Puerto de compensación del cilindro maestro bloqueado.
  • Embrague contaminado con aceite.
  • Montaje del motor roto.
  • Pasta del disco de embrague desgastado.
  • Pasta del disco de embrague quemado o contaminado con aceite.
  • Disco de embrague esmaltado.
  • Buje del disco del embrague con estrías desgastadas.
  • Placa de presión deformada o volante deformado.
  • Placa de presión diafragma de resorte debilitado o con los dedos rotos.
  • Plato de presión con puntos calientes.
  • Cojinete piloto desgastado o dañado.
  • Volante desgastado.

Diagnóstico para fallas en el embrague.

Al usar los síntomas, podrás diagnosticar las fallas de embrague más comunes para que puedas tomar una decisión informada sobre tu reparación.

Diagnóstico para un embrague deslizante.

¿Se está deslizando el embrague? Una prueba simple.

  • Para saber si el embrague se está deslizando, estaciona el vehículo en un área con suficiente espacio delante de ti, lejos del tráfico y las personas.
  • Arranca el motor y pon el freno de emergencia.
  • Pisa el pedal del embrague.
  • Cambia a la segunda o tercera velocidad y acelera el motor a aproximadamente 2500 rpm.
  • Suelta lentamente el pedal del embrague.

A medida que el embrague se acopla al volante y la placa de presión, el motor debe pararse. Si el motor no se detiene, entonces el embrague se está deslizando.

Diagnóstico para un embrague que hace ruido.

Con el motor apagado, puedes escuchar un ruido cuando pises el pedal del embrague o lo sueltes, o ambos. Por lo general, el ruido proviene del mecanismo de liberación del embrague. El dispositivo de liberación puede ser hidráulico, como en muchos vehículos modernos, o mecánico. Es probable que el dispositivo se vuelva ruidoso a medida que el lubricante se seca y el mecanismo se desgasta. Un cable, varilla o conexión puede comenzar a rascarse o chirriar.

Primero, necesitas localizar la fuente del ruido con la ayuda de un asistente.

  • Con el motor apagado, has que tu asistente trabaje con el pedal del embrague.
  • Abre el capó y usa un estetoscopio mecánico o una manguera de goma para escuchar atentamente a lo largo del mecanismo de liberación.
  • Si el automóvil es ruidoso cuando la transmisión está en punto muerto, pero el ruido desaparece cuando se presiona el pedal del embrague, es posible que el ruido provenga de un cojinete del eje de entrada desgastado.
  • Si al presionar el pedal del embrague, escuchas un chirrido, esto generalmente apunta a problemas con el rodamiento de liberación. El cojinete de liberación puede desgastarse, secarse el lubricante interno o dañarse el propio cojinete.
  • Otra fuente potencial de problemas es el cojinete piloto de cigüeñal. Un cojinete de piloto desgastado o dañado puede chirriar cuando el pedal del embrague llega al piso. Esto se debe a que el cojinete piloto deja un espacio lo suficientemente grande como para que el eje de entrada de la transmisión y el disco del embrague vibren.

Por lo tanto, puedes saber si el cojinete de liberación o el cojinete piloto es la fuente del ruido. Un rodamiento de liberación deficiente comenzará a chirriar con una leve presión del pedal del embrague, o antes de que esté completamente presionado. Un mal cojinete piloto comenzará a chirriar cuando el pedal llegue al piso. Así que revisa el rodamiento piloto con cuidado si el cojinete de liberación del embrague parece estar en buenas condiciones.

  • Cuando el sonido aparece mientras realizas el cambio de velocidad, este problema se conoce como arrastre de embrague. Ocurre cuando el disco de fricción o el embrague permanecen enganchados o atascados, por lo que el eje de entrada de la transmisión sigue girando incluso cuando se presiona completamente el pedal del embrague. Dado que el eje de entrada aún está girando, tratar de cambiar las marchas, especialmente a la marcha atrás, hará que choquen o rechinen.

Este esmerilado puede apuntar a cualquier número de problemas, problemas con la placa de presión, el cojinete de expulsión o el mecanismo de liberación. En un sistema de liberación mecánica, la guaya puede romperse, congelarse, sobrecargarse o necesitar ajustes. En un sistema de tipo hidráulico, el esmerilado puede indicar problemas con el cilindro maestro del embrague, poco líquido o aire en el sistema o el mecanismo interno del cilindro.

Otra posibilidad que debes mirar es el montaje del pedal del embrague. El pedal puede tener demasiado recorrido libre y necesitará ajuste.

Diagnóstico de fallas en el pedal del embrague.

Cuando el embrague hace que el pedal vibre, o si el problema es lo suficientemente grave, hace que el automóvil se tambalee durante la aceleración. La vibración proviene del disco del embrague, perdiendo intermitentemente su agarre en el volante.

  • Estaciona el coche en un área sin tráfico y sin personas alrededor del vehículo.
  • Acciona el freno de estacionamiento.
  • Enciende el motor.
  • Presiona completamente el pedal del embrague.
  • Acelera el motor a aproximadamente 2000 rpm.
  • Suelta lentamente el pedal del embrague.

Debes sentir que el pedal del embrague vibra cuando el embrague comienza a enganchar el volante (motor). Si no lo hace, el disco de embrague no es la fuente de la vibración.

Cuando el pedal de embrague es difícil de empujar, puede indicar problemas con el mecanismo de liberación, o el sistema hidráulico, en los vehículos modernos. Los componentes del mecanismo de liberación que deben verificarse incluyen la guaya, la articulación, la horquilla del embrague, la placa de presión y el cojinete de expulsión.

Comprueba si hay alguna pieza que necesite lubricación o que esté desgastada. Consulta el manual de reparación de tu vehículo para el servicio de mantenimiento que necesita el sistema.

Cuando el pedal de embrague permanece en el piso, puede indicar problemas con la articulación o el cojinete de liberación. Cualquiera de los dos componentes puede presentar fallas. Verifica que los resortes en la conexión no estén demasiado estirados. Es posible que necesites ajustar el enlace. Además, verifica que el tope del pedal esté en su lugar y, si es necesario, inspecciona el cojinete de liberación.

Cuando el pedal de embrague se siente flojo, debes comprobar si el cojinete o la horquilla de liberación están dañados. Comprueba si hay un fallo en el resorte del diafragma de la placa de presión. O si tienes un mecanismo de liberación hidráulico, verifica lo siguiente:

  • Líquido bajo en el reservorio.
  • Manguera o tubo con fugas.
  • Conexión con fugas.
  • Cilindro maestro, falla de cierre de válvula central.
  • Cilindro maestro, pistón primario de fuga.

Cómo cambiar un embrague.

Al igual que todos los equipos mecánicos, el embrague también es propenso al desgaste, por lo tanto, debe reemplazarse cuando eso ocurra.

  1. Eleva el auto con la ayuda de un gato, y apóyalo en soportes.
  2. Desconecta la batería.
  3. Desconecta la guaya de embrague si es un sistema mecánico, o el sistema hidráulico del pedal.
  4. Prepara todo para el desmontaje de la caja de velocidad. Esto implica desmontar todo lo que se encuentre estorbando en la ruta de desmontaje, y por supuesto va a depender del modelo del coche.
  5. Desatornilla los soportes de la caja de cambio y afloja los tornillos del motor. Esto para no forzar las bases del motor y tengan movilidad a la hora de desmontar la caja.
  6. Saca todos los tornillos que acoplan la caja y el embrague con el motor. Despégalos, ten mucho cuidado ya que es pesado, se recomienda que tengas la ayuda de un asistente.
  7. Con la caja y el embrague ya en el piso, despega el embrague de la caja.
  8. En el lado del motor, verifica el estado del volante principal. Límpialo de toda suciedad y comprueba su desgaste.
  9. Desarma todos los componentes del embrague para montar el embrague nuevo.

En este punto debes chequear las condiciones del embrague, el desgaste de la pasta, del disco de fricción, los bujes, los cojinetes y los resortes de retorno. Lava todo, incluyendo la carcasa del embrague.

Arma el embrague nuevo, ubicando cada elemento en su posición ideal, y verificando que el asentado de las partes sea lo más alineado posible. Procede a armar todo con los mismos pasos anteriores pero a la inversa.

Fallas Comunes Del Embrague
Montaje de croche nuevo

Recomendaciones Finales.

  • Si un embrague se desliza debido a la contaminación del aceite, el disco del embrague no debe reemplazarse hasta que la fuga de aceite haya sido identificada y reparada. Esto puede requerir el reemplazo de un sello del cigüeñal principal trasero, un sello del eje de entrada de la transmisión o un juego de juntas del colector de admisión.
  • Si es necesario reemplazar un disco de embrague contaminado con aceite en un vehículo de kilometraje relativamente bajo (por ejemplo, menos de 60.000 kilómetros), la placa de presión original y el cojinete de liberación generalmente se pueden reutilizar siempre que estén en buenas condiciones y pasen la inspección visual.
  • Pero si el disco de embrague, la placa de presión o el cojinete de liberación de un vehículo de alto kilometraje han fallado, siempre es una buena idea reemplazar los tres componentes al mismo tiempo. ¿Por qué? Debido a que reemplazar un embrague es un trabajo que requiere mucha mano de obra, tiene sentido reemplazar todo a la vez para que no tengas que reemplazar otra cosa más adelante.
  • Un kit de embrague incluye un disco de embrague, una placa de presión y un cojinete de liberación nuevos. Un kit es la mejor manera de trabajar, porque todas las piezas provienen del mismo proveedor y se combinan para que la altura instalada sea correcta. Las partes que no coinciden pueden a veces causar problemas de acoplamiento y liberación.
  • A veces, un embrague no se suelta debido a un sello de pistón con fugas o desgastado en el cilindro del embrague maestro o el cilindro esclavo, o porque el fluido hidráulico se ha escapado del sistema. Estas partes también pueden tener que ser reemplazadas.
  • En los vehículos que utilizan un mecanismo de liberación de guaya, el embrague no puede soltarse si la guaya está rota o mal ajustada. Un problema con la horquilla de pivote que acciona el cojinete de liberación puede causar problemas similares.
  • El ruido del embrague generalmente es causado por un rodamiento de liberación defectuosa, pero también puede ser causado por un mal buje piloto en vehículos que tienen un buje piloto en la parte posterior del cigüeñal. El casquillo soporta la punta del eje de entrada de la transmisión. Esto puede o no estar incluido en un kit de embrague dependiendo de la aplicación.
  • La condición del volante también es importante. Debe estar limpio, liso y plano para que el embrague funcione correctamente y libre de grietas. Es posible que se requiera repavimentación o reemplazo.
  • Si acabas de reemplazar el embrague, y suponiendo que todo se haya instalado correctamente, es posible que debas darle tiempo al nuevo embrague para que se asiente por completo. Por lo general, debes ir con calma en el embrague durante los primeros 300 kilómetros.
  • Antes de tener la molestia de desmontar la transmisión, asegúrate de verificar el motor, las condiciones de sus bases y los soportes de la caja de velocidades, ya que todo esto también puede ser la fuente de vibración en el pedal del embrague. Revisa los montajes y las bases en busca de grietas, daños o pernos sueltos.
  • Verifica que la transmisión esté correctamente alineada con respecto al motor. La caja del embrague de la transmisión debe estar apoyada completamente contra el motor, de lo contrario, esto puede causar vibraciones y dañar el revestimiento del disco del embrague y los resortes de torsión.

Para Cerrar.

En resumen, los problemas de embrague defectuosos pueden ser tan variados como las piezas en el ensamble del embrague. Los problemas pueden provenir de componentes pequeños como bujes, cojinetes de guía, resortes, tornillos, clavijas. Piezas grandes como el disco de embrague, el volante, la placa de presión o el cojinete de liberación. O incluso problemas en el tren de accionamiento o chasis.

Los síntomas descritos aquí solo tocan los problemas más comunes y algunas fuentes potenciales. Aun así, esta información representa un buen comienzo en el procedimiento de diagnóstico cuando enfrentas problemas con tu embrague. Habiendo examinado los diversos factores que determinan la efectividad de tu embrague, puedes tomar la decisión de cambiarlo o no.

En este artículo, hemos examinado las razones que provocan una merma en el rendimiento de tu embrague. En caso de que el cambio del embrague se convierta en una tarea, es recomendable buscar ayuda de un mecánico calificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here