Que Es El Control De Tracción Del Vehículo, Tipos, Función Importancia

control de tracción

Mucho se habla de las tracciones de los vehículos, que si en sus ruedas delanteras o de las cuatro ruedas, pero que es el control de tracción ? sabemos cual es su función y que significan algunas de sus siglas?

En este artículo que hemos preparado para ti, encontraras muchas de las repuestas a las preguntas antes formuladas con respecto al control de tracción, esperemos sea de tu provecho!

Historia del Control de Tracción

 

El predecesor de los sistemas modernos de control de tracción puede encontrase en los primeros coches de alto par motor o de gran potencia en las ruedas traseras. Estos comenzaron a limitar el de una rueda con respecto a la otra, mediante un sistema conocido como Positraction. Este sistema conseguía transferir la potencia a las ruedas de forma individual reduciendo así el deslizamiento de estas, aunque permitía en algunos casos que la rueda patinase.

Bosch fue el primero en fabricar el sistema de serie en 1986 y Mercedes-Benz fue la marca de automóviles pionera e introductora del sistema electrónico de control de tracción en el mercado.

Una exclusiva de Buick en el tiempo, que fue opcional para todos los modelos de vehículos. Incluyendo el Riviera, Estate Wagon, Electra 225, Centurion y el popular LeSabre. Cadillac también introdujo el TMS (Traction Monitoring System) en 1979 en el rediseñado Eldorado. Fue criticado por su lenta reacción y frecuentes fallos.

control de tracción delanteras

Te Invito A Leer: Celdas De Hidrógeno El Futuro Automovilístico Sustentable Ecológico y Verde!

Índice de contenidos
  • Control de Tracción
  • Control de Tracción

    Los sistemas de control de tracción evitan que las ruedas motrices patinen en determinadas situaciones, como arrancadas en suelo húmedo, curvas cerradas, etc. Tomando como base los sensores del sistema ABS y coordinados con la gestión del motor, el dispositivo puede actuar sobre el acelerador y los frenos para garantizar la máxima motricidad.
    Los sistemas de control de tracción (TCS, ASR… sus siglas dependen del fabricante) tienen como finalidad principal el evitar que las ruedas motrices patinen cuando iniciamos la marcha o bien en determinadas situaciones (como curvas muy cerradas) en las que un exceso de potencia transmitida a la rueda puede provocar un deslizamiento del neumático.

    Los primeros sistemas de control de tracción provienen del mundo del ferrocarril. Una rueda de acero y una vía del mismo material no poseen demasiada adherencia. Además, la potencia de las locomotoras es enorme, de forma que es fácil que pierdan motricidad.

    En los dispositivos iniciales, una aceleración súbita de las ruedas de tracción hacía saltar una alarma para que el maquinista accionase el arenero (un pequeño depósito de arena con una trampilla delante de las ruedas de tracción) y dejase caer arena sobre la vía, aumentando así la adherencia de la llanta de acero sobre el carril.

    Control de Tracción: dos clases

    En el automóvil, existen básicamente dos tipos de sistema de control de tracción: los que actúan simplemente reduciendo la potencia del motor cuando detectan que el neumático no es capaz de transmitir el esfuerzo al asfalto y los que, además, trabajan sobre el sistema de freno, reteniendo la rueda que pierde tracción.

    En ambos casos, el secreto está en que el sistema ABS se comunique con el dispositivo de gestión del motor. Por simplificar un poco el esquema, se podría decir que mediante los sensores del ABS, la gestión del motor detecta si está enviando demasiada potencia a las ruedas y éstas han empezado a patinar.

    ”Los sistemas TCS existen gracias a aceleradores con sensor de posición y mariposas de admisión electrónicas.”

    Los sistemas en los que simplemente la gestión del motor corta la alimentación para reducir la potencia que debe transmitir a las ruedas tienen un inconveniente: es muy fácil que no podamos salir de una situación tan sencilla como tener una cubierta sobre la pintura mojada de un paso de cebra y la otra sobre el asfalto. Por efecto del diferencial, el neumático con menos adherencia comenzará a patinar.

    En ese punto, el control de tracción cortará el acelerador y así sucesivamente. De forma que nos quedaremos parados, sin apenas avanzar. En ese tipo de situaciones en las que tenemos una adherencia distinta en un lado y otro del eje. Los sistemas que trabajan frenando la rueda que patina tienen un funcionamiento similar al diferencial autoblocante y nos sacan del apuro de forma muy eficaz.

    Criticas

    De nuevo, los más puristas suelen criticar que se trata de un dispositivo que limita las prestaciones del automóvil. Lo cual es cierto ya que, como vemos, se basan en quitarle potencia al motor y en frenar una rueda. Un conductor con buena sensibilidad sabe dosificar el acelerador y el embrague para evitar patinar al iniciar la marcha o mientras traza una curva… pero no todos tenemos esa habilidad.

    Mitos: Control de Tracción sobre la nieve

    Existe una situación en la que normalmente el control de tracción es contraproducente, y es sobre la nieve. En ese caso, al patinar las ruedas, el sistema nos dejará sin acelerador. Sin embargo, puede que nos interese hacer patinar las ruedas y girando la dirección a un lado y a otro, buscar una zona de adherencia que nos permita iniciar la marcha o, si la nieve no está demasiado fría y no es muy gruesa, llegar a la capa de asfalto bajo la nieve y lograr el deseado agarre.

    Cómo Funciona el Control de Tracción

    Principalmente entran en juego los sensores de giro de las ruedas que emplea el ABS.  De tal manera que el sensor de posición del acelerador (y el del acelerador y mariposa, en los motores de gasolina). Los de las ruedas detectan si una o varias giran más rápido que las otras, y el sensor de pedal del acelerador indica a la unidad de mando que es debido a un exceso de “gas”.

    Aquí tenemos dos supuestos:

    Lo más normal es que sea una de las ruedas la que empiece a patinar. Bien porque estamos trazando una curva y la cubierta interior pierde adherencia al transferirse peso a la exterior. O bien porque estemos sobre la pintura de un paso de cebra, etc. En este caso, el control de tracción primero intenta frenar la rueda que patina aplicando el freno sobre ella y provocando una especie de efecto de diferencial autoblocante.

    Si con la acción del freno no es suficiente para corregirlo, se activa la segunda fase. Finalmente la misma reduce la potencia del motor cortando el acelerador, por más que el conductor siga insistiendo con el pie derecho. Es conveniente darse cuenta de que, en este caso, los frenos se calientan bastante.

    control de tracción hummer

    Quizás Te Interese:  Frenos De Disco La Innovación En tu Vehículo Frenada Garantizada!

    Seguridad

    Como medida de seguridad, para evitar que el vehículo se quede sin frenos por fadding (pérdida total de la capacidad de frenada por exceso de temperatura). La mayoría de los sistemas de control de tracción se desactivan cuando se abusa demasiado de ellos.

    Si las dos ruedas del mismo eje patinan por un exceso de acelerador, directamente se activa la fase dos. Reduciendo el suministro de combustible al motor.

    Mejor Desconectarlo...

    En situaciones de acumulación de nieve virgen, barro o arena conviene desconectar el sistema, a través del botón de desconexión. Ya que en ese tipo de situaciones la única forma de que el vehículo avance es si las ruedas patinan. Si el sistema está activo, en cuanto las ruedas patinen, el sistema lo detectará y comenzará a cortar inyección. Por lo tanto, parar al motor, con lo que las ruedas tenderán a enterrarse más.

    Siglas frecuentemente utilizadas en el Sistema de Control de Tracción:

    ASC+T (Active Stability Control + Traction)

    Control activo de estabilidad y de tracción de BMW. Evita la pérdida de tracción de las ruedas motrices. Primero actúa sobre elABS, frenando la rueda que patina, y si patina una segunda, reduce el par motor.

    control de tracción

    ASR (Acelerator Skid Control)

    Regulador de deslizamiento de la tracción, impide patinar a las ruedas motrices. Tanto en aceleraciones, interviniendo sobre el motor hasta que sólo se desarrolle el par transmitible. Volvo lo denomina DSA.

    AWD (All Wheel Drive)

    Tracción a las cuatro ruedas.

    EDS (Electronic Dioferencial Slippery)

    Bloqueo electrónico del diferencial. Actúa con el ABS. Mejorando las condiciones de tracción cuando una rueda motriz patina, frenándola para transmitir par a la otra. Realiza una función similar a un diferencial autoblocante, hasta cierta velocidad.

    ETS (Electronic Traction Support)

    Control electrónico de tracción de Mercedes. Evita que patinen las ruedas en las salidas. Equivale al EDS y al ABD.

    En Conclusión

    La finalidad del control de tracción siempre es la misma. Evitar el deslizamiento de las ruedas motrices en el momento de acelerar.

    El control de tracción, al igual que el control de estabilidad ESP. Se sirven de los sensores del antibloqueo de frenos para funcionar. De tal manera que a diferencia del segundo sistema, los controles de tracción sólo evitan que se produzcan pérdidas de motricidad por exceso de aceleración. Y no son capaces de recuperar la trayectoria del vehículo en caso de excesivo subviraje o sobreviraje.

    ►También te puede interesar◄

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Leer más