Que Es El Control De Estabilidad De Un Vehículo, Tipos, Función Y Mas

A todos y cada unos de nosotros nos gusta sentirnos seguros y más aún cuando se trata de nuestro vehículo, por eso es tan importante tener un buen sistema de control de estabilidad en nuestro auto.

En Mundo del Motor hemos preparado para ti este artículo relacionado con el control de estabilidad de nuestros vehículos, así que no te despegues d esta líneas para que sepas de que se trata.

Índice de contenidos

    Control de Estabilidad

    El control de estabilidad es, casi con toda seguridad, el mayor invento de seguridad activa de los últimos años. Mediante el uso de diferentes sensores, entre los que se incluyen los sensores del ABS, el de la velocidad o el del ángulo de giro del volante, una centralita electrónica es capaz de determinar si el vehículo está siguiendo la trayectoria pretendida por el conductor o si, por el contrario, está saliéndose de la misma.

    Cuando el control de estabilidad detecta que la trayectoria del vehículo no es la deseada, la unidad de control decide frenar una o varias ruedas para hacer que el vehículo se mantenga en su trayectoria ideal.

    Aunque dicho sistema es capaz de proporcionar un elevadísimo aumento de la seguridad activa, no debemos olvidar nunca que no puede hacer nada contra las leyes de la física por lo que, ante determinadas situaciones, el control de estabilidad no será suficiente para evitar el accidente. El control de estabilidad puede tener diferentes nombres dependiendo de las marcas.

    Su nombre más conocido es ESP, que son las siglas en inglés de Electronic Stability Program, o Control Electrónico de Estabilidad, que fueron registradas por los creadores del sistema.

    control de estabilidad en curvas

    Te Invito A Leer:  Frenos De Disco La Innovación En tu Vehículo Frenada Garantizada!

    No todos los controles de estabilidad son iguales, los más avanzados están incorporando funciones como la de secado de los discos de freno ante situaciones de lluvia, control de remolques o la posibilidad de supresión de su funcionamiento hasta determinado umbral. La existencia de control de estabilidad siempre implica la existencia del control de tracción, aunque no a la contra; un automóvil puede llevar control de tracción sin contar con control de estabilidad.

    ¿Cómo funciona un control electrónico de estabilidad?

    Si hace poco os hablábamos del nuevo Acura ILX y su nuevo control de estabilidad basado en el robot Asimohoy queremos meternos de lleno en este sistema de seguridad activa tan importante,  cómo evalúa, procesa y actúa el sistema electrónico de estabilidad, en qué parámetros y sensores se basa para mantenernos dentro de la carretera.

    El ESC ayuda a evitar el 80% de accidentes por derrape y es obligatorio desde finales del 2011.

    Control Electrónico de Estabilidad (ESC)

    El control electrónico de estabilidad (ESC), es también conocido por las siglas ESP (programa electrónico de estabilidad), VDC (Control dinámico del vehículo) o DSC (Control dinámico de estabilidad), según el fabricante que lo monte. Es un elemento de seguridad activa desarrollado por Bosch en los años 90s y se considera uno de los mayores avances en materia de seguridad del vehículo en los últimos años.

    De hecho se calcula que el 40% de los accidentes de tráfico mortales se deben a derrapes. Con este sistema se podrían evitar hasta el 80% de este tipo de accidentes. Es tan importante que como normativa desde el día 1 de noviembre del 2011 el ESC es obligatorio en todos los automóviles de nueva matriculación que se introduzcan en la Unión Europea.

    Pero, ¿como funciona?, ¿qué elementos lo componen? ¿tiene alguna función extra, aparte de elemento de seguridad vial?

    ¿Cómo funciona?

    El control de estabilidad (salvo que se desconecte manualmente) está activado permanentemente. En él, un microordenador evalúa las señales de los sensores y comprueba 25 veces por segundo. Si las maniobras del conductor al volante se corresponden con el movimiento real del vehículo. Si éste se mueve en una dirección diferente a la deseada, el ordenador detecta esta situación crítica y reacciona de inmediato. Independientemente del conductor.

    El ESC utiliza el sistema de frenos, decelerando independientemente cada rueda para mantener estable la trayectoria del vehículo. Con este frenado selectivo el control de estabilidad genera la necesaria fuerza opuesta, de manera que el vehículo obedece al conductor. El sistema también puede intervenir en el motor para reducir la potencia del mismo. De esta manera, siempre dentro de los límites de la física, el vehículo mantiene con seguridad la trayectoria deseada. 

    control de estabilidad

    Quizás Te Interese:   Tipos De Bujías La Chispa Que Enciende Tu Vehículo!

    ¿Qué elementos lo componen?

    El sistema esta compuesto por un grupo de sensores y actuadores, gobernados por un “cerebro”:

    • Un grupo hidráulico y unidad de control integrada (ECU)

    El grupo hidráulico ejecuta las órdenes de la unidad de control y regula mediante válvulas la presión de frenado de cada rueda. Además como comentamos anteriormente, la ECU tiene comunicación constante con la gestión del motor para reducir la potencia. En caso necesario.

    • Cuatro sensores de velocidad en rueda

    Estos sensores son los mismos que los usados en el sistema antibloqueo de frenos o ABS. Y son los encargados medir sin roce y mediante campos magnéticos, la velocidad de cada rueda. Los sensores de velocidad pueden ser pasivos o activos.

    Actualmente se usan casi siempre sensores activos, ya que permiten un mayor registro de velocidad (funcionan a partir de 0 km/h). Son digitales, más precisos y pueden detectar también el sentido de giro. Estos sensores se basan en los principios magneto-resistivos o de efecto Hall.

    • Sensor de ángulo de Dirección

    Situado en la columna de dirección mide, sin contacto, la posición del volante, determinando el ángulo de la dirección al conducir. En base a esta posición, a la velocidad del vehículo y a la presión de los frenos deseada o posición del pedal de acelerador se calcula la intención de la maniobra deseada por el conductor.

    Los primeros sensores de ángulo eran de tipo incremental y median pulsos relativos a la posición del eje. Aunque en la actualidad son de tipo absoluto, que produce un código digital único para cada ángulo distinto del eje. Al igual que los sensores de velocidad en rueda son magneto-resistivos o de efecto Hall.

    • El Sensor de ángulo de Giro y Aceleración Transversal:

    Es en realidad dos sensores en uno. Proporciona información sobre desplazamientos del vehículo alrededor de su eje vertical, desplazamientos y fuerzas laterales. Es decir, cual es el comportamiento real del vehículo, si está comenzando a derrapar y desviándose de la trayectoria deseada por el conductor. Este sensor suele estar situado en el centro del vehículo y funciona como una giróscopo y acelerómetro de tres ejes combinados.

    Hoy en día un control de estabilidad suele venir acompañado de diferentes funciones. Que le confieren al sistema más prestaciones y un valor añadido. Partiendo de la premisa de que cualquier vehiculo dotado con control de estabilidad (ESC) necesariamente tiene que tener sistema antibloqueo de frenos (ABS). Y sistema de control de tracción (ASR). El control de estabilidad puede montar como funciones opcionales más importantes:

    • Control de arranque en pendiente:  

    facilita arrancar cuesta arriba, aplicando los frenos durante dos segundos después de que el conductor suelte el pedal del freno. El conductor tiene tiempo suficiente para pasar del pedal del freno al pedal del acelerador. Sin necesidad de usar el freno de mano. El vehículo se pone en marcha confortablemente y sin retroceso.

    • Asistente Hidráulico de Frenos:

    Identifica una situación inminente de frenado de emergencia. Porque vigila la presión sobre el pedal de freno y los gradientes de presión. Si el conductor no pisa el pedal con fuerza suficiente, el Asistente Hidráulico de Frenos la aumenta al máximo. Así se reduce la distancia de frenado.

    • Control Adaptativo de la Carga

    Identifica las variaciones de la masa del vehículo y del centro de gravedad a lo largo del eje longitudinal del vehículo. Y adapta las intervenciones de los sistema de seguridad ESP,ABS y ASR a la carga en cuestión. Así, el Control Adaptativo de la Carga  optimiza la efectividad de la función de frenado, la tracción y la estabilidad.

    • Roll Over Mitigation 

    Controla constantemente el comportamiento de marcha e interviene cuando el vehículo amenaza con volcar. En situaciones críticas. Ejerce un frenado individual en cada rueda y reduce el par de motor para evitar el vuelco y estabilizar el vehículo.

    control de estabilidad del vehículo

    Te Puedes Interesar:   Partes Del Alternador Para Que Sirve Y Sus Funciones Eléctricas

    • Indicador de la Presión de Neumáticos.

    La pérdida de presión de neumáticos lleva a una variación de velocidad de rotación en la rueda afectada. Comparando las velocidades de las ruedas se detecta una posible pérdida de presión en alguna de éstas. Así, el Indicador de la Presión de Neumáticos analiza la presión de neumáticos sin sensores en las propias ruedas.

    • Mitigación del Balanceo del Remolque.

    Un pequeño error de conducción, una ráfaga de viento o una ondulación del pavimento pueden causar situaciones críticas por balanceo del remolque. Los movimientos del volante y la aceleración del vehículo tractor empeoran la situación. Con ayuda de los sensores del ESC, la función  Mitigación del Balanceo del Remolque detecta el movimiento oscilatorio del remolque. Y a su vez interviene selectiva e individualmente en el frenado de cada rueda del vehículo tractor.

    Tanto éste como el remolque ruedan entonces a velocidad no crítica y quedan estabilizados, evitando así el famoso “efecto tijera”.

    • Limpieza de discos:

    Limpia y seca los discos de freno y pastillas cuando se activa el limpiaparabrisas, enviando una pequeña orden de frenado. Imperceptible para el conductor cada cierto tiempo mantiene el sistema de frenado en perfectas condiciones. Listo para una respuesta rápida bajo lluvia.

    Aquí va una lista con los detalles que debes tener en cuenta para sacar el mayor partido al ESP de tu vehículo:

    • Todo tiene un límite:

    Como te decía antes, el ESP necesita que los neumáticos tengan adherencia para poder corregir la trayectoria. Si vamos demasiado rápido no podrá corregir nuestro error. El control de estabilidad nos saca de muchos apuros, pero no es infinito, hay unos límites físicos razonables que no debemos superar.

    • No hagas Contravolante:

    Muchos conductores se acuerdan de que alguna vez alguien les dijo “si se te va de c... gira el volante hacia donde se vaya la trasera“. Es lo que se conoce como contravolante y es una maniobra que requiere muchísimo entrenamiento para hacerla bien. Si tu coche tiene ESP no debes hacerla jamás. El vehículo no tiene ojos y el control de estabilidad trabaja para llevar el coche a donde le indiquemos con el volante.

    Si hacemos contravolante en un coche con ESP le estaremos indicando que queremos ir en la dirección opuesta a la que realmente queremos ir, provocando que el coche se salga de la carretera por el lado contrario. Simplemente apunta con el volante a donde quieres llegar y deja trabajar al sistema.

    • Estado de los Neumáticos:

    El ESP necesita que las ruedas tengan adherencia para poder corregir nuestra trayectoria. Aplicando los frenos a la rueda que corresponda. Si tenemos los neumáticos en mal estado o circulamos con las presiones incorrectas. Estamos reduciendo muchísimo la capacidad de reacción del control de estabilidad.

    • Mantén la calma:

    Muchos conductores se asustan cuando ven que el sistema entra en acción. El vehículo empieza a hacer ruidos raros y, en la mayoría, se enciende un chivato naranja en el cuadro de instrumentos. Es absolutamente normal y nos está indicando que el sistema trabaja. Así que concéntrate en marcar bien el destino con el volante.

    • No pises el Embrague:

    Además de actuar sobre los frenos, el ESP anula nuestras órdenes al pedal del acelerador. No debes accionar el embrague ni el cambio, por ahora concéntrate en salir del apuro apoyándote en el ESP. Ya tendrás tiempo de cambiar de marcha cuando estés de nuevo en la trazada correcta. Sólo debes pisar el embrague si ves que el coche va a perder tanta velocidad que se podría calar para evitar que se apague el motor.

    • Acude a un curso de Conducción:

    Es muy importante haber notado alguna vez cómo trabaja el control de estabilidad. Por más que alguien intente explicártelo no es lo mismo que vivirlo en directo. En carretera abierta no te recomiendo que fuerces las cosas para provocar que el ESP entre en acción. Además, es importante que alguien con experiencia vaya contigo para explicarte lo que está sucediendo. Provoca errores para que veas las consecuencias y luego compruebes cómo se debe reaccionar.

    Es algo que debería ser obligatorio, pero como no lo es, mi consejo es que seas más listo que el resto de los conductores. Y acudas a algún curso de conducción segura donde te demuestren el funcionamiento de este tipo de sistemas.

    control de estabilidad en curvas pronunciadas

    Sistema de Control de la Estabilidad (Consejos)

    1Designación del sistema

    Sistema de control de la estabilidad. Las siglas pueden variar en función del fabricante: ESC (electronic stability control), ESP (electronic stability program), DSC (dynamic stability control), DSTC (dynamic stability and traction control), VSA (vehicle stability assist), VSC (vehicle stability control).

    2. Finalidad del sistema

    Compara la trayectoria real del vehículo con la deseada por el conductor. Actúa evitando o minimizando las pérdidas de control direccional del vehículo durante el trazado de curvas y la realización de giros y maniobras de emergencia.

    3. Cosas a recordar

    • El sistema de control de la estabilidad puede disminuir el riesgo o la gravedad de un accidente en determinadas circunstancias. Su efectividad es máxima cuando el conductor se comporta de la misma forma que lo haría si no dispusiera del sistema. Respete siempre las normas de circulación.

    • Aunque el sistema ayude a mantener la trayectoria en determinadas circunstancias. No puede evitar la pérdida de control del vehículo cuando se superan determinados límites físicos. El sistema no debe ser aprovechado para aumentar la velocidad de circulación.

    • Consulte siempre el manual del vehículo.

    • Para asegurar un correcto comportamiento dinámico del vehículo, se debe hacer un mantenimiento adecuado del mismo. Los neumáticos deben estar en buen estado y con las presiones recomendadas por el fabricante.

    • El sistema actúa con el fin básico de que la trayectoria real del vehículo se adecúe a la orden dada por el conductor a través del volante. En una posible situación de riesgo, el conductor debe mantener el volante en la posición correspondiente a la trayectoria que debe tomar.

    Conclusión

    En muchos vehículos, el sistema de control de estabilidad y el control de tracción son desconectables mediante mandos ubicados en el salpicadero. La desconexión está concebida para situaciones de atasco en nieve o barro. Con carácter general, el sistema de control de estabilidad debe estar conectado. Consulte en el manual de su vehículo el funcionamiento de los sistemas y las recomendaciones sobre los mismos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Leer más