Limpiaparabrisas: Como Funciona, Tipos Y Características

limpiaparabrisas

Al hablar sobre el mantenimiento del vehículo, se pueden tocar varios temas y en esta ocasión, toca que abordemos el tema sobre el limpiaparabrisas , ya que éste en muchas veces es olvidado o le restamos importancia a esta zona de suma vitalidad para la visibilidad de nuestro parabrisas. 

Dada la importancia de éste pequeño pero importante accesorio de nuestro vehículo como lo es el limpiaparabrisas , en Mundo del Motor te traemos un especial que aborda detalladamente todos los elementos que debes conocer con respecto a estas escobillas que deja tu visión perfecta.

Índice de contenidos

¿Que es un Limpiaparabrisas ?

El limpiaparabrisas en su esencia como tal es un dispositivo utilizado para barrer la lluvia y basura del parabrisas de un vehículo, o medio de locomoción. Muchas veces mal llamado parabrisas, por desconocimiento.

La gran mayoría de los automóviles están provistos de limpiaparabrisas, a menudo en cumplimiento de disposiciones legales. Existen limpiaparabrisas en automóviles, buses, tranvías, automóviles, locomotoras, aviones y barcos. Algunos automóviles tienen un dispositivo parecido para limpiar los focos delanteros.

El dispositivo consiste de un brazo, que puede girar en torno a uno de sus extremos y con un largo borde de goma adosado a uno de sus lados. El brazo es movido en sentido oscilatorio sobre el vidrio, desplazando el agua de la superficie. Por lo general es posible modificar la velocidad, con varias velocidades predefinidas y por lo general una "intermitente" para condiciones en que la lluvia es escasa. La mayoría de los automóviles poseen dos brazos radiales y muchos vehículos comerciales están provistos de uno o más brazos tipo pantógrafos.

Mercedes-Benz desarrolló el diseño de un sistema con un único brazo que permite realizar una mejor cobertura de las esquinas superiores del parabrisas, y se retrotrae al final y zona media de su trayectoria, en lo que es un patrón de movimiento en forma de 'W'.

Hay algunos vehículos que sólo poseen un brazo central que puede abarcar 180°, caso de los vehículos Duna y Uno de Fiat. 

Algunos vehículos poseen un dispositivo similar de sólo un brazo y más pequeño ubicado en la parte trasera, el cual se le conoce como limpiaparabrisas trasero (o limpialuneta trasero en España).

limpiaparabrisas

Te invito a leer: Caja De Transferencia: Qué es, Funciones, Partes Y Utilidades Básicas!

La Inventora del Limpiaparabrisas

Mary Anderson parece ser el personaje olvidado de la historia mundial del automóvil, ausente en la mayoría de las recopilaciones que intentaron reconstruirla. La prueba está en que en los años 90 investigaciones vinculadas a las mujeres inventoras han revelado esta historia tan particular. La de una norteamericana que creó el limpiaparabrisas cuando ni siquiera los automóviles eran populares en 1905.

Sin proponérselo empezó a formar parte del selecto grupo de transgresoras que pudieron terminar definitivamente con la medida que obligaba a las mujeres a registrar sus creaciones a nombre de sus esposos, padres o hermanos.

Un viaje a la Inventiva 

Mary Anderson, nacida en 1866, que vivía en Alabama (Estados Unidos), decidió tomarse un tiempo para recorrer Nueva York en el invierno de 1903. Tomó el tranvía y notó que en todo el recorrido el conductor debía detenerse y salir continuamente a limpiar la suciedad, el agua y el hielo que se impregnaban en el parabrisas. Eso hacía perder tiempo a todos, al propio conductor y a los viajeros. Un día después del primer paseo buscó un diagrama del dispositivo de barrido elemental. Y de regreso a Alabama, empezó a idearlo.

Ese año, obtuvo la patente por un diseño simple (sin brazo) que consistía en una palanca dentro del vehículo que movía una cuchilla de hule en el exterior, sobre el parabrisas, con un resorte que le permitía regresar a su posición original. En ese entonces, ya existían otros diseños de limpiaparabrisas pero el modelo de Mary es el primer diseño que funcionó adecuadamente.

En 1904, consiguió una lámina de goma resistente y la unió a un brazo metálico por medio de resortes. Ingenió una conexión para poder accionarlo desde el interior mediante una palanca. Cuando ésta fuera tirada, las láminas se desplazarían a través del vidrio una y otra vez hasta la posición original, como sucede con los actuales más convencionales, aunque la diferencia se basa en la ubicación y el número de brazos. Su sistema tenía un único brazo sostenido en la parte superior y en el centro del vidrio.

Después de hacer varios diseños preliminares, ella misma lo probó, pero no en un automóvil sino en un tranvía.

Le llevó casi dos años convencerse de registrar esta idea mientras seguía con sus pruebas en los vehículos. Sobre todo cuando se vio abrumada por las advertencias de sus allegados y los rechazos categóricos de supuestos especialistas de la incipiente industria automotriz, que profetizaban que el movimiento de los limpiaparabrisas distraerían con facilidad a los conductores y que provocarían accidentes.

En medio de su lucha para obtener la patente apareció en escena Henry Ford, quien tomó contacto con este invento, al parecer, sin tener relación con Anderson. Fiel a su destino innovador, interpretó su utilidad, que en un principio probó en los Ford T con parabrisas. En 1905, a fuerza de pruebas superadas, se reconoció la patente.

Más tarde, a partir de 1908, todos los Ford salieron con este dispositivo. Y desde 1916 fue equipamiento común en todos los automóviles norteamericanos. Los investigadores confirman que esta mujer tenía 39 años cuando lo inventó y no utilizó su creación para obtener beneficios. Murió en 1953 a los 87 años en Alabama. 

limpiaparabrisas y la lluvia

Quizás te interese:  Sensor De Temperatura: Características Y Funcionamiento.

¿Que es el Lavaparabrisas ?

El lavaparabrisas es un sistema que inyecta un líquido en el parabrisas, para que el limpiaparabrisas lo desplace por la superficie para limpiar suciedades.

El documento más antiguo que se conoce sobre el lavaparabrisas apareción en la revista estadounidense Mecánica Popular en febrero de 1931, desarrollado por Richland Auto Parts Co en el poblado de Mansfield, Ohio, Estados Unidos. El piloto de automovilismo y mecánico uruguayo Héctor Suppici Sedes desarrolló un lavaparabrisas mediante una bomba de agua.

Limpiaparabrisas Intermitente 

En 1964 el doctor en ingeniería eléctrica Robert Kearns, inventó y patentó una decisiva mejora, el limpiaparabrisas intermitente. Este invento era necesario porque el limpiaparabrisas continuo dificultaba la visibilidad durante la conducción en ciertas ocasiones. El nuevo invento limpiaba rápidamente el parabrisas, hacía una pausa de unos 4 segundos y volvía a limpiarlo rápidamente.

Kearns le presentó a la Ford el invento con el objetivo de producir y distribuir el parabrisas, pero en su lugar fue copiado por esta marca, por Chrysler, G.M y Mercedes Benz. A consecuencia de esta copia, Ford tuvo que pagar a Kearns 10 y Chrysler 15 millones de dólares por infracción de patentes.

Para mas señas sobre este caso, ha sido trasladado a la gran pantalla con la película "Destellos De Genio" (2008). 

¿Cada cuándo tengo que cambiar mis Limpiaparabrisas? 

El sol, frío y el uso son factores que contribuyen a su desgaste.

Los limpiaparabrisas son una parte fundamental de nuestro automóvil por lo que requieren de nuestra atención para que funcionen apropiadamente. Muchos limpiadores pueden estar rotos, doblados, partidos, desgastados o a simple vista se ven bien pero hacen muy mal trabajo a la hora de limpiar permitiendo una visibilidad pésima que incómoda bastante a la hora de manejar.

Tomando en cuenta que el 90% de todas las decisiones de manejo están basadas en una visibilidad clara, los limpiadores son un factor esencial para esta tarea.  Especialmente en temporada de lluvias o nieve el parabrisas puede ensuciarse y afectar nuestra visión por lo que los limpiadores deben estar en óptimas condiciones para ayudarnos a eliminar toda suciedad.

Al caducar, los limpiadores pierden la flexibilidad de adaptarse a la forma del parabrisas y por ende limpiar correctamente. Pueden desarrollar una capa de goma (ocasionada por el mismo desgaste) o una curvatura que evita el contacto directo con el parabrisas. Esto suele sucederle a vehículos que están estacionados bajo el sol todo el día. El sol quema y endurece la goma, después cuando se activan, rayan el parabrisas y no se adaptan a la forma del vidrio lo que resulta en algo molesto y peligroso.

Otro factor que puede afectar la vida de los limpiaparabrisas es el frío. Las temperaturas heladas hacen que la goma endurezca y se quiebre, lo que incrementa la tendencia a que se agriete y se parta. Los soportes, con la nieve o el hielo se obstruyen, lo que ocasiona que no ejerzan la presión adecuada sobre los limpiadores. Cuando estos últimos se congelan dejan rajaduras al momento de patinar sobre el parabrisas.

Finalmente el trabajo arduo afecta también a los limpiadores, el polvo, la mugre del camino e incluso los insectos que se impactan eliminan el borde que el limpiaparabrisas necesita para hacer bien su labor. Al momento que el limpiador pierde su borde (el cual tiene un corte de ángulo de precisión que maximiza el efecto de limpiar), el agua se queda debajo del mismo y permanece en el vidrio. El resultado es una reducida visibilidad y una limpieza pésima.

limpiaparabrisas y sus partes

También te podría interesar:  Partes Del Alternador Para Que Sirve Y Sus Funciones Eléctricas

No existe un tiempo específico para cambiar los limpiaparabrisas ya que depende de muchos factores como los que mencionamos anteriormente. La mayoría de los expertos dicen que se deben cambiar cada seis o doce meses para obtener un óptimo desempeño y una visibilidad clara. Esto es porque los limpiadores no duran para siempre. Los que son de goma natural se deterioran más rápido mientras que los limpiadores reforzados con halógeno o material sintético pueden durar más pero al final todos requieren sustituirse ya que el sol, el ozono, el frío y el uso provocan que la goma se deteriore

Mantenimiento de los Limpiaparabrisas 

Son los grandes olvidados en las zonas donde las precipitaciones son escasas, y sólo nos acordamos de ellos cuando realmente los necesitamos. El elemento de fricción entre el limpiaparabrisas y la luna, la escobilla, necesita ser limpiado con cierta frecuencia, y cada cierto tiempo (una vez al año aproximadamente), debe ser sustituido, pero vayamos por pasos.

Para limpiar las escobillas con mayor facilidad deberemos retirarlas del brazo del limpiacristales. Una vez hecho esto, procederemos a eliminar el polvo y la suciedad con un trapo blando, preferentemente humedecido con un producto limpiacristales. Si aun así no consiguiéramos dejar la escobilla completamente limpia, podemos probar con una esponja o un trapo, pero nunca con elementos más duros (como cepillos con cerdas metálicas), ya que podríamos dañar la escobilla.

No obstante, hay determinados síntomas que nos indicarán que debemos cambiar la escobilla. En primer lugar, si el barrido deja estrías, el caucho de la escobilla está dañado, normalmente como consecuencia de bruscos cambios de temperatura exterior o utilización con nieve, y deberemos sustituir este elemento.

 Si por el contrario, durante el barrido, la escobilla produce sacudidas y ruido, es porque el caucho se ha endurecido con el tiempo, o porque con el uso, la goma ha acabado deformándose como consecuencia de los cambios de temperatura o la presión contra la luna. De nuevo, no tendremos más remedio que sustituir la escobilla por una nueva.

Mantenimiento del Lavaparabrisas

Tras comprobar que los eyectores funcionan correctamente (y orientarlos a nuestro gusto, cosa no todo el mundo sabe que se puede hacer en la gran mayoría de los vehículo), la principal tarea de mantenimiento que tenemos que hacer es asegurarnos de que contamos con suficiente líquido lavaparabrisas.

En el mercado encontraremos dos tipos de productos, concentrados que deberemos disolver, y mezclas preparadas. Para los primeros es fundamental respetar las proporciones que se indiquen, y contar con agua con un bajo contenido en cal, ya que de otra manera podemos obstruir los eyectores.

Ten en cuenta además, que en ningún caso deberás añadir algún tipo de anticongelante al agua del limpiacristales, ya que cualquier producto que compres ya lleva incluído en su composición este tipo de agente. Dependiendo del clima al que vaya a estar expuesto el vehículo, tenemos líquido de verano o para todo el año, la diferencia está en la temperatura de congelación.

No es recomendable utilizar agua del grifo con Fairy o productos similares, porque dejan costra en los manguitos y eyectores, y puede estropearlos. Un truco de ahorro, antes de pasar la revisión del vehículo, es rellenar el líquido del lavaparabrisas, porque en la revisión de líquidos nos lo rellenarán y normalmente se cobra a precio de oro.

limpiaparabrisas y húmedad

Te puede interesar:  Cambio Automático , 4 Tipos, Características Y Beneficios.

La lucha contra los elementos exteriores que pueden afectar al Limpiaparabrisas

El hielo y la nieve son dos de los elementos con los que seguramente, no necesariamente en invierno, podemos tener que enfrentarnos. La forma de enfrentarnos a ambos es diferente, pero tiene un denominador común, no debemos activar los limpiaparabrisas y sin haberlos retirado primero, porque corremos el riesgo de dañar algún elemento de nuestro vehículo.

Si nos encontramos con nieve, lo mejor es retirarla minuciosamente con un cepillo con cerdas blandas, pero si lo que dificulta nuestra visión es hielo, la forma de obrar es muy diferente. Lo más efectivo, y caro, es usar un aerosol antihielo, de manera que si utilizamos un rascador tenemos que tener en cuenta que deberemos hacerlo siempre en la misma dirección, para evitar arrastrar alguna impureza y rayar el cristal.

Un último consejo, nunca utilicéis agua templada o caliente para retirar la nieve o el hielo de las lunas o los retrovisores, ya que el brusco cambio de temperatura puede llegar a agrietar el cristal. Otra posibilidad es colocar un gran cartón entre los limpiaparabrisas y la luna para evitar que se congelen juntos.

Para finalizar podemos decir que...

El limpiaparabrisas es un elemento auxiliar y necesario de todo vehículo el cual realiza la limpieza fundamental de la luna parabrisas, permitiendo una buena visibilidad al conductor en caso de lluvia, nieve, polvo, etc. 

El conjunto o equipo limpiaparabrisas suele estar formado por, un motor eléctrico con un sistema de reducción incorporado, que transforma la velocidad del motor (unas 2500 a 3000 r.p.m.), a la velocidad que se necesita en los brazos  o portaescobillas (raquetas) que realizan el trabajo, para obtener en las mismas un desplazamiento de vaivén de unas 50 o 70 oscilaciones por minuto. El equipo se complementa con unos dispositivos mecánicos situados en el panel delantero de la carrocería, los cuales reciben el movimiento del motor y constituyen el sistema de transmisión, para realizar el barrido y limpieza del cristal. 

 

►También te puede interesar◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Leer más