El Radiador, Historia, Qué Es, Función, Tipos, Partes Y Cómo Purgarlo

El Radiador en el auto. La mayoría de los autos en la actualidad cuentan con motores con sistemas de enfriamiento por agua (algunos como el VW Sedán es enfriado por aire). Estos sistemas se encargan de enfriar un líquido refrigerante y hacerlo circular dentro del block y la cabeza del motor para enfriarlo y mantenerlo en una temperatura que le permita operar como debe.

Estos sistemas se componen de una bomba (bomba de agua), un radiador, un depósito de exceso, el sistema de circulación y, por supuesto, del líquido anticongelante.

Al principio, los sistemas de enfriamiento utilizaban agua común para enfriar los elementos; sin embargo, ésta es corrosiva y sus puntos de congelación (0°C) y de ebullición (100°C) permiten la congelación y ebullición del agua en determinadas condiciones.

Es por esto que se desarrolló un líquido tal que pudiese tener mayores puntos de congelación y ebullición, éste comúnmente lo llamamos refrigerante.

En tanto a esto, en esta oportunidad hablaremos acerca del radiador como pieza fundamental en el mantenimiento de la temperatura de nuestro motor.

Índice de contenidos

    Historia del radiador

    En 1886, Karl Benz creó con el primer automóvil con un sistema de enfriamiento por agua para su motor, enchaquetando los cilindros y dirigiendo agua a través de una estructura de tubos paralelos, conocida como el radiador.

    El carro Benz y sus sucesores, dependían del hecho de que el agua caliente es menos densa que el agua fría, y siempre tiende a subir en un sistema cerrado. Esto causa una circulación natural conocida como enfriamiento de termo sifón.

    En 1897 Wilhem Maybach diseñó, el actual radiador en forma de panal tipo celular y fue introducido por Gottlieb Daimler en 1897. Este radiador consistía en 400 o 500 tubos cuadrados de ¼” y 12 cm de largo unidos juntos horizontalmente.

    ¿Qué es el radiador?

    El radiador es un elemento del auto que usa aire y líquido para reducir las altas temperaturas que se generan en el motor debido a la combustión. Por lo general, el radiador está formado por un grupo de tubos de cobre que están situados espaciadamente y en paralelo. Estos tubos están dotados también con un sistema de aletas que permite ampliar la superficie a través de la cual se disipa el calor.

    Podrías leer también: Motor Diésel 4 Tiempos.

    Funcionamiento del radiador

    La función de los radiadores es disipar el calor del anticongelante proveniente del motor, mediante la transferencia de temperatura al hacer circular el líquido por los tubos de su estructura y permitiendo el paso de aire a través de las aletas y que ya, a baja temperatura sale para regresar al motor.

    Como dato extra los radiadores se pueden construir para flujo descendente o flujo cruzado.

    Flujo Descendente

    En el diseño de flujo descendente, el refrigerante que viene caliente del motor llega al tanque superior del radiador, y el refrigerante frío (o de menor temperatura) que se encuentra en el depósito inferior vuelve al motor completando así el circuito de refrigeración.

    Flujo Cruzado

    En los diseños de flujo cruzado, el refrigerante caliente va a un tanque lateral del radiador y fluye por el radiador a través de los tubos hacia el tanque que está en el lado opuesto.

    Partes del radiador

    el radiador

    Todo radiador está forma por las siguientes partes:

    • Tubos

      : Como su nombre lo indica, son tubos por dónde pasa el fluido refrigerante. El fluido refrigerante que proviene del motor (caliente) es pasado por un extremo del recorrido de los tubos que al salir por el otro extremo (“frío”) es depositado en un tanque para ser usado nuevamente en el proceso de enfriamiento necesario del motor.

    • Juntas

      o empaques de sellado que unen las partes evitando las fugas de líquido.

    • Tapones o tapas:

      Un sistema presurizado es más eficiente debido a que permite que el refrigerante absorba mayor cantidad de calor sin llegar a hervir, y también permite que el refrigerante disipe más calor por medio del radiador. El tapón de presión del radiador mantiene el sistema de enfriamiento a una presión de 14 lb/pulg².

    • Enfriador de aceite:

      Solo en el caso de autos con transmisión automática, alojado dentro de una charola (está sellado), tiene la función de recibir el aceite de la transmisión por una de las líneas o tuberías que la conectan y la devuelve por la otra línea. Se entiende que la pretensión es enfriar o mantener el aceite de la transmisión a una temperatura especificada.

    • Aletas:

      En el proceso de disipación de calor, los tubos al transportar el fluido refrigerante disminuyen la temperatura de dicho fluido, este efecto no sólo sucede gracias al movimiento entre los tubos del fluido, como ayudante especial de este proceso están las aletas.

    Las aletas son laminas, generalmente de cobre, que ayudan a generar el efecto de disipación de calor gracias a que crear la turbulencia suficiente del aire que entra al radiador, este efecto genera una mejor disipación de calor.

    • Colectores:

      Es una lámina de latón de cobre debidamente confeccionada, colocada en la parte superior e inferior del radiador donde van soldados los tanques y los tubos.

    • Laterales

      Son estructuras metálicas que van dependiendo de la forma del flujo, pero siempre van en la misma dirección que los tubos. Su función es la de reforzar la estructura del radiador.

    • Tanques

      Son dos, uno es el que contiene el fluido refrigerante que luego es pasado por los tubos para realizar el disipado del calor proveniente de la combustión del motor y el otro es el que recibe el fluido refrigerante una vez ha sido enfriado para disponerlo de nuevo a través de mangueras al ciclo de refrigeración del motor.

    • Mangueras

      Son elementos que salen del radiador, una lleva el refrigerante al calentor (heater) y la otra que lleva refrigerante hacia la garganta de aceleración y/o manifold de admisión.

    Tipos de radiadores

    Es importante que, aunque la mayoría de los constructores utilizan diferentes tipos de radiador, sin embargo, se puede reducir el estudio a algunos tipos determinados, habiendo demostrado la experiencia que son estos tipos los que dan los mejores resultados.

    Hay varios tipos de radiador, los más comunes son:

    el radiador del auto

    • Tubulares

      El radiador se compone de pequeños tubos planos provistos de aletas horizontales soldadas a fin de obtener una buena transmisión del calor.

    La ventaja de este tipo radica en que los tubos son rectos, no se obturan fácilmente y es menos probable que se agrieten si el radiador se hiela, porque pueden deformarse dentro de ciertos límites.

    • De Tubos de aire

      Estos radiadores están formados por delgadas cintas de cobre o de latón. Las superficies en relieve van soldadas. Estas cintas tienen una anchura igual al espesor del radiador y una longitud tal que, dobladas en dos, corresponden a la altura del radiador.

    En el interior del rectángulo así formado se introduce una placa en zigzag. En la parte inferior se ven las superficies de soldadura y en la parte superior los espacios reservados al agua (en negro). A este radiador se le llama de elementos rectos.

    El calor se transfiere del agua a la placa en zigzag, que a su vez la cede al aire que el ventilador aspira a través del radiador.

    • De nido de abeja

      En este tipo el agua recorre una trayectoria en zigzag. Es obligada a circular entré tubos de aire dispuestos de modo que ceda una gran cantidad de calor. El nombre nido de abeja dado a este tipo de construcción deriva del aspecto que presentan las caras anteriores y posteriores.

    • Radiador De Circulación Descendenteel radiador del carro

      : En los radiadores de circulación descendente el agua entra por la parte superior y baja después por una serie de pequeños conductos. Las delgadas aletas metálicas unidas a estos conductos aumentan la superficie para lograr un mayor enfriamiento. La mayoría de los radiadores son de latón, aunque hay algunos de aluminio. Si el vehículo tiene una transmisión automática, puede existir un enfriador para el líquido de la transmisión dentro del fondo del tanque, o a un lado del mismo

    • Radiador De Circulación Transversalel radiador de carro

      El radiador de circulación transversal es más eficaz que los radiadores de circulación descendente del mismo tamaño.

    El agua caliente entra por la izquierda y circula por los dos conductos hasta el tanque receptor, a la derecha del tapón y el enfriador de la transmisión automática están en el extremo frío del radiador.

    Fallas en el radiador

    Los radiadores pueden ser reconstruidos o reparados. Si no se tiene el debido cuidado el radiador puede tener varias fallas:

    Fallas por corrosión

    Oxidación en la estructura del panal, se produce por un anticongelante de mala calidad o mezcla de agua y anticongelante inadecuado también sucede oxidación saturada en los tubos lo que hace que se tapen los tubos de circulación en las partes laterales del panal.los radiadores

    Fallas por factores externos

    • Basura: Obstrucción del flujo del aire, por incrustación de basura, insectos, polvo, etc., en el núcleo del radiador.
    • Vibraciones: Se pueden romper o fracturar los tanques de plástico.
    • Choques vehiculares: Se pueden dañar las aletas del panal o lastimar los tubos de circulación.los radiadores de auto

    Daños por fugas

    • Cuando las mangueras están muy dañadas en las uniones con el radiador.
    • Cuando se daña o rompe el gollete o el grifo de drenado.
    • Cuando está muy desgastado el tapón y no guarda bien la presión del sistema.los radiadores de auto

    ¿Qué es purgar el radiador?

    los radiadores de atuomovil

    Quizás le interese leer: Líquido Refrigerante.

    Purgar el radiador no es más eliminar el aire de los radiadores. El fluido refrigerante se mueve por todo el cuerpo de los tubos del radiador, este constante movimiento puede acumular aire dentro del funcionamiento del radiador, otra cosa que puede acumular aire dentro del radiador es cuando cambias algún componente de tu sistema de refrigeración, como tu radiador, la manguera o el termostato.

    ¿Cómo purgar el radiador?

    1. EL primer paso es dejar que el sistema de enfriamiento alcance la temperatura ambiente. Para ello, simplemente apaga el motor del vehículo durante al menos dos horas, esto es para evitar accidentes.
    2. Abre la tapa del radiador y déjalo abierto.
    3. Enciende el motor.
    4. Sube la temperatura al máximo. Esto permitirá que el refrigerante fluya a través del núcleo del calentador, por lo que todas las bolsas de aire serán eliminadas.
    5. Aprieta la manguera superior del radiador mientras el motor está encendido. Este método ayuda en la eliminación de bolsas de aire.
    6. Acelera el motor a unas 1500 a 2000 RPM y mantenlo así durante unos 20 segundos para que la bomba de refrigeración bombee fluido a través del sistema a un ritmo más rápido que cuando el motor permanece inactivo. El fluido se moverá a través de todo el sistema del radiador y expulsará las bolsas de aire en el sistema.
    7. Repitas los pasos dos veces más y
    8. Cierre la tapa del radiador, ya está listo para romper los caminos.

    ¿Cuánto dura el radiador?

    Generalmente, los radiadores hechos de aluminio y plástico duran entre ocho a 10 años, sin embargo, es necesario que para poder mantener una vida útil prolongada del radiador éste sea periódicamente purgado, así como realizarle el cambio de refrigerante según lo estipulado por el fabricante.

    ¿Cómo limpiar el radiador?

    Una vez tengamos desmontado el radiador procederemos a verter ácido muriático dentro del tanque, es necesario que mientras éste líquido sea vertido dentro del radiador se deje abierto. Es muy importante no dejar mucho tiempo dentro el ácido muriático, ya que corroe el aluminio.

    Una vez, se agregado el ácido se procede a colocar agua a presión sobre uno de los extremos de los tanques para que el ácido pueda recorrer todo el cuerpo del radiador y así limpiarlo.

    Una vez este proceso sea realizado, se deja escurrir el radiador y está listo para volverse a montar en el auto.

    Consideraciones a la hora de cambiar un radiador

    Antes de hablar sobre el cambio del radiador, hablaremos un poco sobre las causas posibles que ameriten el cambio de éste.

    Causas

    Una causa muy habitual de los cambios de los radiadores es producto un golpe, es decir un choque en la parte frontal del vehículo que haya fracturado y/o dañado la estructura del radiador. Otros son, daños por corrosión, daños por exceso de presión en el sistema de enfriamiento.

    Seguridad

    Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta con mucha precaución es la seguridad que debemos tener a la hora de realizar el cambio del radiador. Es necesario no solo tener un cuidado personal, lo que incluye usar guantes, lentes especiales, así como las herramientas apropiadas para realizarlo, sino también el que corresponda para no dañar otras partes del vehículo.

    Desmontaje del radiador

    Es importante recordar que cada vehículo tiene una distribución particular en lo que respecta a las conexiones de mangueras, módulos de ventiladores, sensores de temperatura, etc. En este punto como recomendación especial debemos asegurarnos de cambiar las abrazaderas de las mangueras, ya que con el tiempo estas pierden presión y pueden causar problemas de filtración en el sistema.

    Otra cosa que debemos tener en cuenta es el estado mismo de las mangueras, de nada serviría tener un radiador nuevo y hasta abrazaderas nuevas si las mangueras están defectuosas, si no sirven es mejor cambiarlas. En un cambio de radiador es habitual realizar por como aplicación preventiva el cambio del termostato. Realizar un correcto purgado del radiador. Leer el punto anterior.

    Revisar el funcionamiento correcto del ventilador, ya sean eléctricos o de embrague viscoso fan clutch, es necesario revisar que están funcionando correctamente para poder mantener una operación optima del motor.

    Cómo herramienta especial se recomienda tener un termómetro láser o infrarrojo, con este dispositivo lo que haremos es corroborar si la temperatura de las mangueras y el radiador en general es la misma que arroja el panel del auto. Las temperaturas normales en un vehículo deben ser entre 85 ºC a 110 ºC, para tener el valor exacto de la temperatura se recomienda revisar el manual del auto.

    Como hemos comentado el funcionamiento correcto y saludable del motor, y en general del vehículo está sujeto al correcto funcionamiento del sistema de enfriamiento, y por supuesto el radiador es una figura principal en éste cometido.

    Como recomendación general siempre debemos tener en cuenta el manual del vehículo, que nos dice acerca del proceso de refrigeración, cada cuanto cambiar el refrigerante, la cantidad de refrigerante por parte de agua, así como las características que debe tener el refrigerante que exige nuestro vehículo. Siempre recordemos que sea barato o caro no asegura que sea peor o mejor.

    Te recomendamos leer: Filtro De Aire.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Leer más