ECM: Módulo De Control Electrónico, Función Y Síntomas Defectuoso

Un módulo de control electrónico, también llamado unidad de control electrónico, o ECM es el sistema integrado utilizado para controlar las funciones de los sistemas eléctricos contenidos en un vehículo de motor.

Que es el ECM

El ECM es básicamente un ordenador de a bordo. Se compone de hardware: una placa de circuito impreso a prueba de manipulaciones protegida en todos los lados por una cubierta duradera. Si no estás seguro de dónde se encuentra, revisa el manual del propietario o sige el arnés principal de los cables eléctricos y eventualmente te llevarán a él.

ECM

El hardware lleva un software preprogramado que determina los parámetros aceptables y emite comandos basados en los datos de entrada que recibe de los sensores. Todo esto ocurre casi instantáneamente, lo que hace que la tecnología actual sea muy sensible.

Los ECM supervisan todos los aspectos eléctricos de un vehículo, pero se centran específicamente en el rendimiento del motor, asegurándose de que el aire, el combustible y la chispa estén en la proporción y el tiempo correctos. Los coches fabricados después de 1996 tienen ECMs más complicados y reprogramables que deben ser codificados y actualizados a un vehículo específico.

Cómo funciona el sistema de control electrónico

El módulo de control electrónico de un automóvil funciona mediante un control de bucle cerrado o un tipo de esquema de control diseñado para monitorear las salidas de un sistema con el fin de controlar las entradas enviadas al sistema.

El auto tiene decenas de sensores en los sistemas eléctricos que envían datos al módulo de control electrónico y realiza cálculos para determinar factores tales como el tiempo de encendido y el tiempo que un inyector de combustible debe permanecer abierto.

Síntomas de un sistema de control defectuoso

El módulo de control del motor (ECM), también conocido como unidad de control del motor (ECU) o módulo de control del tren motriz (PCM), es uno de los componentes más importantes que se encuentran en prácticamente todos los vehículos modernos. Esencialmente funciona como la computadora principal para muchas de las funciones de rendimiento del motor y manejabilidad del vehículo. El ECM toma la información de los diversos sensores del motor y la utiliza para calcular y ajustar la chispa y el combustible del motor para obtener la máxima potencia y eficiencia.

El ECM juega un papel crucial en los vehículos más nuevos, donde muchas (sino todas) de las funciones esenciales del coche son controladas por el ECM. Cuando el ECM tiene algún problema, puede causar todo tipo de problemas con el vehículo y, en algunos casos, incluso puede hacer que no sea manejable. Por lo general, un ECM malo o defectuoso producirá algunos síntomas clave que pueden alertar al conductor de un problema potencial.

1. Comprueba que la luz del motor se enciende
Una luz de control del motor iluminada es un posible síntoma de un problema con el ECM. La luz de comprobación del motor se enciende normalmente cuando el ordenador detecta un problema con cualquiera de sus sensores o circuitos.

Sin embargo, hay casos en los que el ECM ilumina una luz de control del motor por error, o cuando no hay ningún problema presente. Escanear la computadora en busca de códigos de averías puede ayudar a revelar si el problema es con el ECM o con cualquier otra parte del vehículo.

2. Paro o fallo de encendido del motor
Otro síntoma de un ECM malo o defectuoso es el comportamiento errático del motor. Una computadora defectuosa puede causar que el vehículo tenga problemas intermitentes tales como atascos o fallas de encendido. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, y puede parecer que no tienen ningún tipo de patrón en cuanto a su frecuencia o gravedad.

3. Problemas de rendimiento del motor
Los problemas de rendimiento del motor son otro síntoma de un posible problema con el ECM. Si el ECM tiene algún problema, puede alterar la sincronización y los ajustes de combustible del motor, lo que puede afectar negativamente al rendimiento. Un ECM defectuoso puede hacer que el vehículo experimente una reducción en la eficiencia de combustible, potencia y aceleración.

4. El auto no arranca
Otro síntoma de un ECM malo o defectuoso es un vehículo que no arranca o es difícil de arrancar. Si el ECM falla completamente, dejará el vehículo sin control de gestión del motor, y no arrancará ni funcionará como resultado.

El motor aún puede arrancar, pero no podrá arrancar sin las entradas vitales de la computadora. Este síntoma también puede ser causado por una amplia variedad de otros problemas, por lo que es mejor que un técnico profesional realice un diagnóstico completo para determinar con precisión la causa.

Debido a que el ECM juega un papel tan vital en el rendimiento del motor, cualquier problema con él puede causar grandes problemas con la funcionalidad general del coche. Como los sistemas informáticos que se encuentran en los vehículos modernos son bastante sofisticados y complicados, también pueden ser difíciles de diagnosticar.

Por esta razón, si sospechas que el ECM de tu vehículo está teniendo un problema, haz que un técnico profesional, inspeccione el vehículo para determinar si el vehículo necesitará un reemplazo de ECM.

ECM

Cómo reemplazar un ECM

El ECM (módulo de control electrónico) en un coche es el cerebro del vehículo. El ECM es responsable de recibir y transmitir señales a todos los sensores del vehículo. Cuando el ECM se estropea, puede hacer que el coche funcione de forma errática, si es que lo hace.

La sustitución se realiza en cuestión de minutos, ya que el ECM es de fácil acceso. La ubicación del ECM depende de la marca y modelo del vehículo. En la mayoría de los vehículos, el ECM se encuentra en el compartimiento del motor. Sin embargo, algunos vehículos tienen el ECM montado debajo del asiento del conductor o del pasajero.

  • Abre el compartimento del motor para acceder a la batería. Desconecta la batería con una llave de vaso.
  • Localiza el ECM ya sea en el compartimiento del motor o debajo de uno de los asientos delanteros del vehículo. El ECM es un módulo rectangular plateado. Consulta el manual del propietario o el concesionario de automóviles adecuado para conocer la ubicación del ECM si no la sabes.
  • Desconecta el suministro eléctrico levantando la lengüeta de bloqueo y tirando del ordenador. Esto aislará la energía eléctrica.
  • Desatornilla los tornillos que sujetan el ECM en su lugar con una llave de vaso. Saca el ECM viejo y sustitúyelo por el nuevo.
  • Atornilla el ECM en su lugar con la llave de vaso. Asegúrate de que los pernos estén apretados.
  • Conecta los cables eléctricos al ECM. El arnés de cables se bloqueará una vez que se empuje lo suficiente.
  • Conecta los cables de la batería a la batería. Aprieta los cables con una llave de tubo.
  • Arranca el vehículo y déjalo inactivo durante cinco minutos. Si todavía hay códigos contradictorios, se encenderá la luz “Check Engine”.

Consejos

  • Algunos vehículos requerirán un código de reinicio para la radio. Pónte en contacto con el distribuidor para averiguar cuáles son los códigos y cómo introducirlos.
  • Una herramienta de escaneo puede ser útil para determinar si el ECM es malo y si el nuevo ECM ha solucionado el problema.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *