Como Reemplazar El Líquido De Transmisión Automática De Un Corolla!

reemplazar el líquido de transmisión automática de un Corolla

Muchos son los automóviles que requieren que se reemplace el líquido de transmisión automática cuando este se encuentra bien sea tibio o caliente. Aunque, muchos expertos exhortan que se le reemplace frío. La mayoría de los vehículos Toyota Corolla requieren que se le cambie el líquido de la transmisión por lo menos cada 24 meses, esto dependiendo del modelo y también del año del carro. Para reemplazar el líquido de transmisión automática de un Corolla debes revisar el manual del propietario y confirmar cual es el programa de mantenimiento que se recomienda.

Índice de contenidos

Pasos para reemplazar el líquido de transmisión automática de un Corolla.

  • Para reemplazar el líquido de transmisión automática de un Corolla debes quitar el líquido de viejo, el filtro y las juntas.
  • Estaciona el vehículo sobre una superficie plana, bien puedes subirlo con rampas o con un gato para lograr obtener un acceso aún más fácil a la transmisión. Tienes que asegurarte de que el carro se encuentre apoyado de forma segura.
  • Procede a limpiar a fondo el exterior de la bandeja de aceite y también las áreas circundantes con la finalidad de erradicar toda la suciedad y la grasa. Esto va a prevenir la contaminación cuando vayas a quitar la bandeja. Luego quita la varilla de medición del tubo de llenado y cámbialo con un embudo.
  • Pon un recipiente de drenaje debajo de la bandeja del líquido, procede en quitar el tapón de drenaje con una llave de tubo y seguidamente deja que fluya el líquido de transmisión que ya está viejo. Si existe la posibilidad de que el tapón de drenaje posea una junta de metal, puedes simplemente limpiarlo y volver a usarlo. Por el contrario, si la junta es de fibra, vas a tener que tirarla y cambiarla por una nueva. Pon el tapón de drenaje en un lugar donde no se ensucie.
  • Afloja de forma entrecruzada todos, a excepción de 2 de los pernos de la bandeja de retención del fluido, vas a necesitar una llave de tubo en este paso. Cuando solamente queden dos tornillos, debes sostener el recipiente con una mano en tanto quitas los tornillos que restan. Debes tener mucho cuidado al intentar retirar la bandeja, ya que tendrá un tanto de líquido. Pon la bandeja encima de una superficie que se encuentre limpia.
  • Debes quitar el filtro extrayendo los tornillos que lo sujetan. Presta mucha atención por si alguno de estos tornillos son de distintas longitudes, de tal manera que puedas volver a ponerlos en sus lugares respectivos. Tienes que quitar el filtro y desechar la junta. Existe la posibilidad que requieras raspar las piezas que restan de la junta del cuerpo de la válvula.
  • Debes buscar los imanes en la zona inferior de la bandeja del líquido, obtenlos y límpialos. No te vayas a alarmar si por si acaso encuentras virutas de metal acopladas a los imanes. Los imanes se encuentran allí para recoger este residuo de manera que no obstruyan el fino funcionamiento de la transmisión.
  • Tienes que vaciar el resto del líquido de transmisión de la bandeja y asea el recipiente con un trapo limpio y seguido retira la vieja junta. Puede que requieras rascar algo del material. Debes lavar la bandeja y el tapón de drenaje muy a fondo y luego debes dejar que se sequen al aire libre. No vayas a secar la bandeja con un trapo, ya que la pelusa puede llegar a dañar la transmisión.
  • Volver a poner el filtro nuevo, las juntas y también la bandeja del líquido.
  • Procede en la instalación de una nueva unidad de filtro. Recuerda volver a poner todos los tornillos en los respectivos lugares de origen.
  • Pon los imanes en sus ubicaciones originales, y asegúrate de que no interfieran en nada con los tubos.
  • Trata de mantener la junta y la bandeja del fluido en su posición original y aprieta a mano los tornillos de sujeción de forma entrecruzada. Ajusta de una forma progresiva a más o menos unos 45 a 60 libras (o sea 20 a 27 kilogramos) por pulgada (2, 54 centímetros).
  • Vuelve a poner el tapón de drenaje y la junta con tus manos, seguidamente, aprieta utilizando una llave de tubo.
  • Trata de encontrar el tipo de líquido de transmisión que debes comprar, el cual se encuentra escrito en la varilla. También puedes hallar tal información en el manual del propietario. Hallaras seguramente que el líquido de transmisión recomendado es el que se conoce como: Dexron III.
  • Añade el nuevo fluido de transmisión automática por medio del tubo de la varilla, siempre con el motor apagado. Varios fluidos van a permanecer en la transmisión, es por ello que debes añadir más o menos la mitad de la cantidad que se recomienda en seco para iniciar. Chequea el nivel, añade el líquido un poco más y seguidamente compruébalo nuevamente hasta que el líquido aguarde el nivel correcto en la varilla.
  • Vuelve a poner la varilla, prende el motor y déjalo encendido por unos minutos sin pisar el pedal del acelerador. Luego mueve los cambios a través de los engranajes y vuelve otra vez al punto muerto.
  • Debes revisar el nivel del líquido en la varilla, en tanto el coche se encuentra encendido. Si la varilla de medición muestra que la transmisión necesita más líquido, añade un poco más hasta que veas que el nivel llegue a la marca de lleno en la varilla.

Consejos y recomendaciones:

  • Debes revisas el tapón de drenaje y de ese modo asegurarte de que no se está escapando el líquido.
  • No vayas a llenar en exceso la transmisión con mucho líquido. Al comprobar el nivel de líquido, siempre debes prestar especial atención a las marcas de frío y calor que están en la varilla. Si el motor se encuentra frío, entonces el líquido debe estar en el rango “Frío” de la varilla. Ahora si el motor se encuentra caliente, el líquido tienes que estar en el rango “Caliente” del indicador.

Debes leer acerca de: Como abrir una traba de baúl obstruida en un Toyota Corolla.

►También te puede interesar◄

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciendo contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Leer más